Dos policías de Consell, en una foto de archivo durante unos controles a vehículos. | Guillem Picó

13

Dos policías locales de Consell resultaron heridos de consideración en la tarde del miércoles cuando trataban de reducir a un detenido, que les atacó.

Según informaron en fuentes de la investigación, los hechos ocurrieron cuando el director de un centro se puso en contacto con la policía para informar que un varón estaba amenazando a su mujer en su lugar de trabajo.

Agresión

Un patrulla se desplazó hasta esa dirección y se encontraron con que el hombre estaba muy nervioso. Los agentes intentaron calmarlo, pero al parecer el individuo, de 40 años, se encontraba bajo los efectos del alcohol y se enfrentó con ellos. A continuación, los agredió con violencia y a uno de los funcionarios le causó un esguince en la mano. A su compañero también lo lesionó. Los agentes, por su parte, también tuvieron que emplearse a fondo para reducirlo y durante la pelea el sospechoso resultó herido grave. Fue evacuado hasta un centro hospitalario, donde al parecer le inmovilizaron una pierna, y horas después regresó al centro, para una nueva revisión.

La Guardia Civil ha sido informada de la actuación policial en Consell, aunque en principio el protocolo de intervención de los agentes fue el correcto. El acusado será puesto a disposición judicial.