La detención la realizaron agentes de la Policía Local de Palma. FOTO: ALEJANDRO SEPÚLVEDA | ALEJANDRO SEPULVEDA

262

Un sandwich , un paquete de natillas y una bolsa de castañas peladas, todo ello por un importe de 6,24 euros, fueron suficientes para que un hombre acabase detenido y en los calabozos de la Policía Local de Palma.

Los hechos se produjeron el pasado miércoles, a las 9.20 horas, en un conocido supermercado de Palma. Un agente que se encontraba en las proximidades del establecimiento comercial se percató de que un varón corría apresuradamente y, tras el sujeto, el encargado del súper y unas cuantas cajeras que trataban de alcanzarlo. El policía, al ver la escena decidió unirse a la persecución y, unas calles más adelante, consiguió capturarlo.

Se trataba de un hombre de nacionalidad búlgara de 50 años de edad. En ese momento, el varón iba totalmente indocumentado y, en los bolsillos, el policía le encontró el sandwich , las natillas y el paquetito de castañas peladas sin abrir.

El agente actuante le pidió al responsable que valorase el importe del género sustraído y, tras ticarlo en el TPV (Terminal Punto Venta), sumó un importe de 6,24 euros.

El responsable del local manifestó al funcionario policial su intención de interponer denuncia contra el ladrón. El policía le comentó que al carecer de documentación si lo denunciaba no le quedaría más remedio que detenerlo y llevárselo a los calabozos por 6,24 euros y que le parecía un poco excesivo. El empleado del local explicó que ya estaba cansado de robos y que lo iba a denunciar.

Finalmente, el agente cumplió con su deber, muy a su pesar, y al búlgaro identificado como Emil T.G., de 50 años, se le atragantó el sandwich por Navidad.