Previous Next
34

Agentes del Grupo de Investigación Centro del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de dos bandas rumanas que trataban de imponer el pago de un impuesto revolucionario a prostitutas de Palma.

Al mismo tiempo, a algunos de los arrestados se les imputan también los delitos de extorsión, lesiones, amenazas de muerte y robo con violencia.

Al parecer, el cabecilla de una de las peligrosas bandas, identificado como Gheorghe D., alias 'Ghita', al salir de la cárcel se reunió con un grupo de amigos suyos de origen rumano de gran corpulencia y decidieron cobrar un impuesto, tipo canon, o tributo a las prostitutas que ejercían en la calle o clubes de alterne.

La postura del expresidiario creó malestar entre la otra banda y se declararon la guerra. De hecho, el primer incidente serio se produjo el 19 de noviembre en la discoteca Luxuri, ubicada en la plaza Gomila. Los dos cabecillas se retaron y Tanase S., apodado 'Hantu', le asestó una brutal paliza a su compatriota provocándole lesiones graves, teniendo que ser intevrenido quirúrgicamente.

El día 25 de noviembre, los integrantes de la banda encabezada por ' Ghita', junto con un grupo de más de 15 personas, armados con bates de béisbol, porras extensibles, barras metálicas y una pistola, interceptaron de madrugada un coche de la banda rival en la calle Balmes y les agredieron. De hecho, numerosos testigos pudieron ver como se inició una persecución de hombres armados mientras gritaban: «Por Esparta. Espartanos, vamos a mataros».

La 'operación Titos', en recuerdo del oficial del Cuerpo Nacional de Policía fallecido recientemente, se saldó con las siguientes detenciones: Gheorghe D., 'Ghita', (considerado el líder de una de las bandas e impulsor del cobro del impuesto revolucionario a las prostitutas), Ramona G., Mircea P., Claudia S., los hermanos Marian y Ionut S., Razvan C. y Costinel F; Por parte de la banda rival Tanese S, alias el 'Hantu', Andeea I., Pandelica M. y Claudia S. La Policía Nacional ha detenido a 11 personas e imputado a otro gran número de implicados. El juez les dejó en libertad con cargos y dictó una orden de alejamiento.