Guardia Civil y Policía Local realizaron la detención y entregaron al sospechoso al centro de menores. | J.P.F.

25

Diecisiete meses después de que un chico menor de edad propinara una brutal paliza a un turista alemán en Alcúdia, el delincuente ha sido localizado e internado en el centro de internamiento Es Pinaret de Marratxí.

A primera hora de la mañana de ayer, el Juzgado de Menores dictaba una orden de búsqueda y captura contra un joven, que en la actualidad tiene 19 años y reside en Sineu, para que cumpliera una medida de seis meses de internamiento en régimen cerrado.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sineu se personaron en la vivienda del sospechoso y se lo llevaron al cuartel. El joven estuvo acompañado en todo momento por su progenitora. Aprovechando que la madre acudió a buscar ropa a su domicilio, el chico emprendió la huida. Rápidamente, los agentes de la Policía Local de Sineu salieron a la carrera tras él y, a unos 200 metros del cuartel, consiguieron capturarlo.

En ese momento, los agentes actuantes le pusieron los grilletes, procedieron a su detención y lo trasladaron hasta el centro de internamiento de Es Pinaret de Marratxí donde fue entregado a los responsables del centro.

Los hechos de la agresión se remontan al pasado día 10 de julio de 2010 en el municipio de Alcúdia. En aquella fecha, el ahora detenido, tenía 17 años de edad.

Por causas que se desconocen, el arrestado y dos amigos suyos, también menores de edad, propinaron una brutal paliza a la salida de una zona de ocio a un turista de nacionalidad alemana.

El germano, a consecuencia de la agresión, fue trasladado con carácter de urgencia a un centro hospitalario por una UVI del SAMU-061. La víctima ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital en estado crítico. Durante las primeras horas los médicos temieron por la vida del turista que, meses más tarde, mostró síntomas de mejoría, pero con posibles secuelas de por vida.

Dos de los tres menores implicados en la pelea ingresaron en el centro de menores y cumplieron su condena. De hecho, uno de ellos se fugó en cierta ocasión del centro. Ahora, 17 meses después, se acabará de hacer justicia.