5

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma procedieron, a primera hora de la mañana de ayer, a la detención de un ladrón que fue sorprendido mientras desvalijaba una gasolinera en la carretera de Manacor.

Sobre las seis de la mañana, varias llamadas alertaban a los equipos de emergencia de que en la gasolinera situada en la carretera de Manacor, junto a la rotonda de Agama, se estaba produciendo un robo y de que el presunto ladrón estaba en su interior. La estación de servicio abre sus puertas a las 6.30 horas, pero fue el repartidor de prensa quien desde su furgoneta se percató del robo.

Rápidamente, varias dotaciones de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía acudieron hasta el lugar y pudieron comprobar la veracidad de los hechos denunciados.

Concretamente, el ladrón había roto una pequeña barrera metálica y, posteriormente, fracturado un cristal. Una vez dentro del recinto no dudó en arrancar el TPV (Terminal Punto Venta), la caja registradora con todo el dinero que había en su interior, llevarse bebidas alcohólicas, tabaco, mecheros, etc...

El ladrón, al verse sorprendido, emprendió la huida. Concretamente lo hizo en una motocicleta de la marca Jog, de 49 centímetros cúbicos, que, tras comprobarlo en la base de datos policial, se confirmó que se trataba de un vehículo sustraído.

Los agentes actuantes realizaron una batida por la zona y consiguieron interceptar al presunto autor de los hechos y proceder a su detención. Se trata de un varón de nacionalidad española de unos 35 años de edad.

Los policías solicitaron la grabación de las cámaras de seguridad y pudieron comprobar como efectivamente se trataba de la misma persona. En ese momento, un coche patrulla del Cuerpo Nacional de Policía se llevó al detenido hasta los calabozos de la Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía en la calle Simó Ballester, antigua Ruiz de Alda.