Imagen del dinero incautado durante el operativo policial.

9

Agentes de la Policía Local de sa Pobla procedieron a la desarticulación de un importante punto de venta droga dedicado al menudeo en el municipio. Concretamente, el grupo organizado realizaba su actividad delictiva frente a la iglesia parroquial.

Varios vecinos de la zona habían denunciado verbalmente a los agentes de la Policía Local el constante trapicheo que estaba proliferando en la calles. El pasado domingo, sobre las 00.30 horas, el dispositivo policial observó como en la esquina de las calles Asalto y Muntanya se estaba realizando una compra-venta de droga.

En ese momento, con suma celeridad, los policías consiguieron interceptar más de 1.000 euros en efectivo. Al percatarse, los jóvenes emprendieron la huida y consiguieron introducirse en el baño de un bar y lanzar por el water la droga.

Acto seguido se procedió al registro del vehículo utilizado, al cacheo de los dos presuntos delincuentes y se remitió el pertinente informe judicial a la autoridad competente.

Los vecinos han transmitido su satisfacción a los agentes por dicha actuación.