Un momentos del intento de huida del individuo a través de la fachada. | Luis Velasco

19

Vecinos y comerciantes de la barriada palmesana de Es Fortí y demás personas que paseaban por la zona alucinaron ayer por la mañana cuando un hombre se descolgó desde un décimo piso, a través de los balcones, las ventanas y una antena parabólica de la fachada, de un edificio que se encuentra en la confluencia de las calles Niceto Alcala Zamora y Francesc Martí i Mora, muy cerca del estadio Lluís Sitjar. El hombre logró bajar hasta la calle aunque acabó siendo detenido por la policía.

El suceso tuvo lugar alrededor de las diez de la mañana. El hombre empezó a tirar macetas de gran tamaño y objetos a la calle desde lo alto del edificio. Las plantas impactaron en coches que estaban aparcados y varios de ellos resultaron dañados. La caída de macetas y objetos causó un gran alboroto entre el vecindario y se avisó a la policía.

Varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía se dirigieron a la finca. El hombre, al ver a los agentes entrar en la finca, se empezó a descolgar por la fachada, de piso en piso, a través de los balcones. También se agarró a los salientes de algunas ventanas y a una antena parabólica de la fachada. Muchos testigos pensaron en más de una ocasión que el individuo iba a caer al vacío, ya que cuando se colgaba de la barandilla de un balcón para caer en el del piso inferior, se balanceaba para darse impulso.

Sin embargo, el hombre llegó hasta la calle, aunque allí acabó su aventura ya que dos agentes lo interceptaron y lo introdujeron en un coche patrulla. El varón iba a ser sometido después a un examen psiquiátrico.

Por su parte, operarios de Emaya tuvieron que retirar los restos de macetas y plantas que el individuo lanzó a la calle, que fue cortada al tráfico durante un tiempo. Algunos vecinos tomaron fotos y grabaron en vídeo el intento de huida del hombre.