Los agentes encargados del caso durante uno de los registros.

0

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas por falsedad documental y delito contra la salud pública, entre ellas una doctora de Madrid que presuntamente firmaba falsas recetas de anabolizantes que luego su hijo y su novia vendían en gimnasios de Eivissa a precios superiores a los expedidos. Los detenidos son M.M.M., de 60 años; I.J.O.M., de 31; y su pareja, J.C.C., de 27, así como otras dos personas, estrechos colaboradores de los anteriores.

Además, se ha imputado a otra persona por su presunta implicación en los hechos, según informó ayer la Guardia Civil.

La investigación se inició a principios de este año, cuando la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, en el marco de las actuaciones desarrolladas en el Plan de Inspección para la Prestación Farmacéutica, puso en conocimiento de la Guardia Civil que se había detectado la dispensación de un número elevado de recetas de medicamentos anabolizantes.

Después, los agentes localizaron a las personas que acudían a recoger estos medicamentos con las recetas, descubriéndose que la persona encargada de expedir la receta siempre era la misma facultativa que tenía una consulta en Madrid.

La doctora, según la Guardia Civil, utilizaba «hombres de paja», en este caso ancianos a los que recetaba anabolizantes, para no levantar sospechas.

Destino

Pero el destino de los medicamentos era Eivissa, lugar donde residía el hijo de la médico y su pareja, quienes proporcionaban los anabolizantes a deportistas de gimnasios de esa localidad a precios muy superiores al del expedido en la receta.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha realizado inspecciones en más de 50 farmacias en Madrid y Eivissa, donde se han localizado 703 recetas privadas y más de 700 cajas de medicamentos, que han sido intervenidos.