Los socorristas atienden a una de las supuestas víctimas en la arena. Fotos: T.C.

4

Los equipos de rescate se pusieron ayer por la tarde a prueba al realizar un gran simulacro en la Platja de Muro. Los ejercicios fueron muy vistosos, lo que llamó la atención de muchos de los usuarios de la playa y, además, se pudieron seguir a través de dos grandes pantallas. «Se ha grabado el simulacro con cinco cámaras, se ha podido seguir en directo desde la playa y ahora nosotros podremos mirar el vídeo para ver los fallos que hemos podido cometer», explicó al respecto Toni Carrió, coordinador de seguridad de playas de Muro y coordinador del simulacro.

Despliegue

Cerca de treinta personas participaron en el simulacro, que consistió, primero, en un supuesto accidente a unos 200 metros de la orilla entre una moto acuática y una embarcación, que luego se incendio. Hubo cuatro heridos, uno de ellos con quemaduras muy graves. Se intentó evacuarlo por aire pero era imposible debido al hipotético mal tiempo. Entonces, este herido fue trasladado en moto acuática a la orilla y de allí al helipuerto de Muro para evacuarlo al hospital de Inca en helicóptero.

De forma simultánea, una mujer sufrió un supuesto infarto cuando estaba con su hija pequeña, que sufrió una crisis nerviosa. Ambas fueron atendidas 'in situ'. También, al mismo tiempo, la moto acuática accidentada empezó a perder combustible. Ello obligó a cerrar parte de la playa y recoger el vertido.

Al final el simulacro concluyó con éxito y las personas que se encontraban en la playa tuvieron una jornada más entretenida, al presenciar despliegue de medios entre los que figuraban, entre otros, efectivos de Salvamento Marítimo, Dirección General de Emergencias, Servei Públic de Salvament de Platja de Muro, Policía Local de la localidad, Ambulancias Insulares y de las empresas MFS, de recogida de residuos contaminantes, y TTCS (Tecnicas en Camaras y Seguridad).