Aviación Civil ha hecho público el informe del accidente de una avioneta que se estrelló en sa Pobla, en junio de 2008, cuando participaba en un rally aéreo. Dos hombres y una mujer que viajaban en la aeronave fallecieron a causa del brutal impacto, que se debió a un cúmulo de factores. La investigación realizada determina «como causa más probable del accidente la pérdida de sustentación de la aeronave en las condiciones alcanzadas en el último tramo del vuelo, en las que pudieron contribuir el peso, la configuración de vuelo, la maniobra de viraje, la configuración del vuelo de la aeronave, el viento cambiante y la confianza del piloto en el rendimiento de la aeronave».

El accidente ocurrió el 28 de junio de 2008. La avioneta Cessna 172N despegó de Son Bonet y se dirigía hacia el aeródromo de Sant Lluís, en Menorca. Sin embargo, 17 minutos después de despegar descendió bruscamente e impactó contra el terreno.

Incendio

El choque fue muy violento y, a consecuencia del mismo, el combustible del tanque derecho se derramó y empezó a arder. Los tres ocupantes eran el jefe de la torre de control del aeródromo de Sabadell, Esteban Linares, su esposa y el propietario de la avioneta. Todos ellos fallecieron a causa del violento impacto. La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, se hizo cargo de la investigación, que ha durado más de dos años.

El informe final señala que la aeronave se precipitó sobre un terreno llano de cultivo, a alta velocidad, vertical y horizontal, con el morro bajo y un ligero alabeo a la derecha. Tras el impacto inicial la aeronave saltó al aire, incontroladamente, desplazándose 44 metros hasta chocar contra un árbol y una caseta. En los últimos metros los ocupantes salieron despedidos del interior de la avioneta.

El informe no ha podido contrastar al cien por cien lo ocurrido, pero entre las conclusiones señala también que la aeronave despegó con un peso elevado, cercano al máximo autorizado; se encontró en condiciones de vuelo adversas, con valores de velocidad próximos a la de pérdida; en el último tramo de vuelo el viento predominante incidía por la cola; la altitud de vuelo y velocidad se redujeron notoriamente 45 segundos antes del paso por el primer punto de control y no se volvieron a alcanzar valores normales y estables de esos parámetros en el resto de vuelo; así como que las características del impacto con acordes con una pérdida del control durante la ejecución de las maniobras realizadas.