0

La sección segunda de la Audiencia de Palma ha condenado a un hombre de 75 años a cuatro años y medio de prisión por intentar matar a su mujer, a la que en julio de 2010 golpeó con un martillo en la cabeza, amenazó con un cuchillo y trató de tirar por unas escaleras.

La sentencia, hecha pública hoy, considera probado que el acusado, Francisco G.N., asaltó a su esposa cuando ésta regresaba al domicilio conyugal el 9 de julio de 2010 y al grito de «te voy a matar» descargó un martillazo sobre su cabeza.

El hombre trató de repetir la agresión, pero la víctima consiguió pararlo y arrebatar al atacante el cuchillo que portaba en la otra mano, lo que le permitió salir de la vivienda para pedir auxilio, ante lo que su esposo la empujó y trató sin éxito de hacerla caer por las escaleras.

Vecinas de la pareja consiguieron auxiliar a la agredida y llamar a la policía, que detuvo a Francisco G.N., quien desde entonces ha permanecido en prisión provisional por estos hechos.

La mujer sufrió una herida contusa en la región parietal izquierda sin afectación del cráneo de la que sanó en dos semanas, pero el ataque le ha generado secuelas psicológicas.

En la sentencia se recoge que el acusado padecía un deterioro cognitivo leve que disminuía «su capacidad volitiva de dirigir y controlar sus actos».

Además de los 4,5 años de prisión, el agresor ha sido condenado a diez años de libertad vigilada durante los que deberá someterse a tratamiento psiquiátrico.