Previous Next
21

Las piscinas municipales de Son Hugo fueron clausuradas a primera hora de la mañana de ayer a consecuencia del error de un operario, que mezcló dos sustancias químicas incompatibles, y que causó una nube tóxica. Dos trabajadores resultaron intoxicados y las instalaciones fueron evacuadas.
De acuerdo con los datos facilitados por el centro de emergencias del 112, a las siete de la mañana un empleado mezcló por error ácido clorhídrico con hipoclorito, dos sustancias químicas que producen una peligrosa reacción. En cuestión de segundos se elevó una nube tóxica en la sala donde se realizaba la mezcla de 1.000 litros de cada sustancia. En realidad, sólo habían entrado en contacto 200 litros, pero fue suficiente para que la reacción que se formó intoxicara al operario.
Alerta
El jefe de mantenimiento de las piscinas dio aviso inmediato a los servicios de emergencia y el polideportivo de Son Hugo fue evacuado. Los usuarios de la piscina todavía no habían entrado, así que sólo fue necesario desalojar a los trabajadores municipales. Uno de ellos resultó también intoxicado por la nube tóxica, aunque de carácter leve.
Bomberos y policías, así como ambulancias, se desplazaron hasta las instalaciones deportivas junto a la vía de cintura y los equipos de urgencias comenzaron a airear las instalaciones, al tiempo que ventilaban con unos equipos especiales. También disolvieron en el interior de un depósito especial los restos que quedaban de la mezcla de clorhídrico con hipoclorito. Fuentes de Son Hugo remarcaron que la mezcla tóxica no había llegado a ninguna de las piscinas del centro.
Horas después del accidente, el IME (Institut Municipal d'Esports) envió un sms a todos los usuarios de las piscinas con la siguiente información: «Por motivos técnicos la instalación de Son Hugo permanecerá cerrada un tiempo estimado de 24 horas». Ayer tarde la situación estaba prácticamente normalizada, pero los responsables decidieron apurar las 24 horas por precaución. Sobre el origen del accidente, parece ser que los productos químicos estaban mal etiquetados, lo que motivó el error.