El letrado Antoni Tugores, el día que pasó a disposición judicial en Palma. | ALEJANDRO SEPULVEDA - MALLORCA

3

El Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha acordado el sobreseimiento provisional de la querella interpuesta por el letrado Antoni Tugores contra los agentes de la Policía Local de Palma que le detuvieron en el año 2008 por un delito de estafa y otro de falsedad documental. El abogado fue finalmente eximido de cualquier responsabilidad en aquélla causa que también fue archivada.

El juez señala en el auto de archivo que cuando se produjo el arresto existían «indicios racionales de apariencia delictiva en los que a priori el querellante aparecía como partícipe». Añade además: «No se trataba de hechos irrelevantes, sino de una supuesta conducta delictiva constitutiva de un posible delito de estafa y falsedad documental». Sobre la posibilidad de que hubiera sido citado símplemente a declarar en dependencias policiales, el juez señala que, si bien es una alternativa «más prudente», en ese momento se desconocía la extensión de la posible trama. Además la presencia de un policía local entre los implicados pudo llevar a considerar que había una trama organizada.

La querella de Tugores también apuntaba a que se había excedido el plazo de su detención en exceso. El juez indica que estuvo retenido 21 horas y que no es un tiempo excesivo, más aún cuando se presentó por parte del detenido un habeas corpus que fue rechazado por el juez de guardia.

Otro aspecto por el que protestaba Tugores es porque la Policía Local informara de la detención. El auto señala que se le dio el mismo trato que a otros detenidos, en cuando se comentó en una rueda de prensa habitual que se celebra los jueves.

El archivo se produce a petición tanto de la Fiscalía como del letrado de la defensa, Miquel Àngel Mas.