El Cuerpo Nacional de Policía acordonó la zona y Pompas Fúnebres se llevó el cuerpo. | Vasil Vasilev

7

A primera hora de la mañana de ayer varias llamadas alertaron a los servicios de emergencia de que en la puerta del edificio municipal del Casal de Barri de El Terreno, en Palma, había aparecido el cadáver de un hombre.

Rápidamente, varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma se personaron en el lugar del suceso y acordonaron la zona. Acto seguido, un facultativo certificó la muerte y se dio aviso al juzgado de guardia. Personada la comisión judicial en el lugar se ordenó el levantamiento del cadáver y Pompas Fúnebres se llevó el cuerpo hasta el Instituto Anatómico Forense de Palma donde en las próximas horas se le practicará la autopsia.

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía se hizo cargo de la investigación y, por el momento, según las primeras hipótesis de la investigación, todo apunta a que el cuerpo no presentaba síntomas de violencia o mano criminal.

Al parecer, se trata de un ciudadano de nacionalidad rumana que, según varios testigos presenciales ejercía la mendicidad por el barrio.

Los residentes de la zona, nada más conocer la noticia, comentaron que posiblemente el mendigo falleciera por una hipotermia. «Las temperaturas por la noche bajan considerablemente y si encima no estás en las mejores condiciones, pasa lo que pasa», concluye un vecino de la barriada.