5

La Guardia Civil de Santanyí ha detenido a cuatro individuos de nacionalidad rumana como presuntos miembros de una banda organizada dedicada a cometer hurtos al descuido en comercios y entre los peatones de las localidades mallorquinas de Santanyí y Cala d'Or.

Según informa un comunicado de la Guardia Civil, cada uno de los detenidos tenía una función específica: mientras uno hacía de conductor y se quedaba fuera de los establecimientos junto al vehículo que utilizaban para huir -vigilando la posible llegada de fuerzas policiales- el resto entraban en los locales.

De los tres que entraban, uno entretenía a los empleados y el resto aprovechaba para sustraer los efectos (productos de higiene como champús o cepillos de dientes; y de alimentación, como tabletas de chocolate o chicles), los cuales escondían en el interior de sus prendas de vestir o en el interior de mochilas.

Una vez sustraído escondían el género en un doble fondo situado en el maletero del vehículo, detalla el comunicado.

Además de estos hurtos, los detenidos presuntamente han sustraído también carteras a los turistas de las zonas comerciales y mercados de Santanyí y Cala d'Or.

Por su parte, efectivos de la Guardia Civil de Pollenca en colaboración con la Policía Local, detuvieron a otra mujer, Sidonia C., de 38 años y nacionalidad rumana, como presunta autora de un delito de hurto de una cartera.

En la misma localidad, añade el comunicado, se detuvo a Guadalupe U.T., de 45 años, y a Josefina O.J., de 36 años, como presuntas autoras de un delito de robo en el domicilio de una de ellas, de donde se llevaron joyas por valor de 5.000 euros, con el fin de venderlas posteriormente.