Previous Next
45

Martí Jordá, pirotécnico de la empresa fundada en Lloret de Vistalegre por su abuelo y que realiza la mayor parte de los castillos de fuegos artificiales en Balears, falleció pasada la medianoche de ayer al explotarle un cohete en el rostro, durante el espectáculo de fuegos artificiales que ponía punto y final a las fiestas de Petra. El alcalde de esta localidad, Joan Font, manifestó ayer que «terminar las fiestas así es muy duro, pero sobre todo lo sentimos por la familia porque es una tragedia lo que ha pasado».
Font recordó que «los fuegos empezaron sobre las doce y diez de la noche, yo estaba con mi sobrina, a unos 150 metros del lugar donde se lanzaban los fuegos, en la zona de s'Estació Nova o sa Cooperativa, y duraron unos diez minutos. Cuando acabaron se escuchó la explosión de un cohete, igual que cuando explotan en el aire, pero este no explotó en el aire. Fui a ver lo que había pasado y empezaron a llegar bomberos y ambulancias, luego me enteré de la desgracia».
Conmoción
Martí Jordá, de 32 años, residía en Lloret de Vistalegre, donde su abuelo fundó en el año 1940 la famosa Pirotecnia Jordá, y formaba parte de la tercera generación de pirotécnicos. La muerte del joven causó ayer una gran conmoción entre los vecinos del municipio del Pla de Mallorca.
El alcalde de Lloret, Joan Jaume, afirmó: «Entre los vecinos no se habla de otra cosa más que del accidente que ha provocado la muerte de Martí, es una familia con una tradición de muchos años en el pueblo, de toda la vida, él se había casado hace un año, aunque él y su pareja llevaban muchos años de novios, es una pérdida que lamentamos mucho y hemos decretado tres días de luto». El Ajuntament ha suspendido los actos previstos para estas jornadas y las banderas del edificio ondean a media asta con un crespón negro en señal de luto.
Jaume explicó que «todavía no sabemos cuándo será el funeral, he hablado con la familia esta mañana y no me lo han podido concretar, supongo que vendrá gente de toda Mallorca porque era una empresa muy conocida y ha trabajado en casi todos los pueblos».