35

Eran las 00.50 horas de la madrugada de ayer, cuando una llamada alertaba a los equipos de emergencia de que varias embarcaciones estaban en llamas en el Port d'Andratx.
Concretamente el incendio se produjo a unos diez metros del pantalán flotante de la zona pesquera, frente a la avenida Mateu Bosch, en primera línea del puerto.
Rápidamente, varias dotaciones de la Policía Local y la Guardia Civil de Andratx se personaban en el lugar del suceso. A su llegada, los agentes se encontraron con cuatro embarcaciones en llamas y el fuego que se propagaba con gran rapidez arrasando con todo lo que se encontraba en su camino.
Extintores
Los policías intentaron contener las llamas con ayuda de sus extintores, pero sus esfuerzos fueron insuficientes debido a la gran magnitud del incendio. Acto seguido llegaron los bomberos del parque de Santa Ponça y, poco después, recibían el apoyo de los Bombers de Palma. En primer lugar se intentó extinguir el fuego lanzando agua, pero la dificultad para sofocarlo era máxima. Según los expertos, debido al material, altamente inflamable al contener resina, fibra y otros compuestos similares, los equipos de emergencia tuvieron que emplearse a fondo y lanzar espuma.
Aproximadamente a las 05.15 horas los bomberos dieron por controlado el incendio y el pantalán recuperó la normalidad.
Al parecer y, según las primeras hipótesis de la investigación, el propietario de una de las embarcaciones afectadas se encontraba en el interior del velero realizando unos trabajos de mantenimiento, cuando por causas que se desconocen comenzó a salir humo de la zona de motores. El dueño de la embarcación intentó sofocar el fuego, pero no pudo conseguirlo. Al verse desbordado optó por alertar a los bomberos.
Daños
Como resultado del incendio un total de cuatro barcos quedaron totalmente calcinados y dos más se vieron también afectados. Todas las embarcaciones afectadas tenían unas dimensiones de entre 10 y 12 metros de eslora. Los daños son millonarios.