0

Los equipos de emergencia se tuvieron que movilizar de nuevo ayer para rescatar a un excursionista accidentado en Mallorca. Se trataba de un varón de 45 años que sufrió una caída por un desnivel de unos cinco metros en el Torrent des Cable, que va desde la urbanización George Sand, en Valldemossa, hasta el Port des Canonge.
El excursionista realizó el torrente junto a tres amigos. El grupo portaba material adecuado y tenía experiencia. El accidente ocurrió sobre las 12.00 horas, cuando estaban a punto de acabar la zona de saltos del torrente. El excursionista sufrió la caída mientras realizaba el último rápel, se precipitó desde unos cinco metros de altura y quedó malherido.
Los compañeros dieron la voz de alarma y se movilizó, a través del 112, a los grupos de rescate en montaña de los Bombers de Mallorca y de la Guardia Civil, a la Policía Local y a la Agrupación de Protección Civil de Valldemossa, al Ib-Salut, así como al helicóptero de la Direcció General d'Emergències.
El helicóptero de Emergencias llegó en primer lugar. El gruista descendió hasta el punto donde se encontraba el herido. Poco después llegaron los efectivos del Grupo de Rescate en Montaña de los Bombers de Mallorca, desplazados desde los parques de Inca y Sóller.
El personal de rescate estabilizó al herido y lo colocó sobre la camilla. El varón estaba consciente, pero había sangrado por los oídos, había sufrido un fuerte golpe en la cabeza, otro en la espalda y una posible fractura de costillas.
El helicóptero izó después la camilla y evacuó al excursionista hasta la Base General Asensio de Palma. Allí esperaba una ambulancia que lo transportó a un centro sanitario donde se le efectuó un reconocimiento médico para determinar el alcance de las lesiones.
Una vez evacuado el excursionista por aire, los equipos de emergencia dieron por finalizado el rescate y se retiraron del lugar.