32

Excepto los testículos, la garganta y el bajo vientre, cualquier parte del cuerpo es golpeable. La total fighting (lucha extrema), mix fighting (lucha mezclada) o valetudo (vale todo) se rige por unas reglas muy sencillas de seguir: Simplemente, no hay.
En Mallorca, existe, desde hace años, una gran pasión por los deportes extremos. De hecho, uno de los campeones de España de esta modalidad de lucha es mallorquín.
Hablar de Valetudo es hacerlo de un deporte que algunos califican de «salvaje, agresivo y muy peligroso». Además, como es habitual en estos casos, en algunas ocasiones tenemos que relacionarlo con el oscuro mundo de las apuestas ilegales y peleas clandestinas.
Ultima Hora, tras meses de investigación y documentación, hemos conseguido contactar con el único luchador profesional de Valetudo de Balears. Nos hemos introducido en las clases de preparación de futuros luchadores y compartido vivencias con ellos.
Es un mundo difícil de acceder y que una vez dentro no deja indiferente a nadie. Los que lo practican afirman que: «El Valetudo es una mezcla de luchas en las que las reglas son mínimas y, en algunas ocasiones, se roza la ilegalidad», concluye.
En los últimos años, en algunas peleas multitudinarias registradas en la Isla, implicados en las mismas han utilizado dichas técnicas y los contrincantes han sufrido lesiones importantes. Son auténticas máquinas de matar. Dominan la lucha, tanto de pie como en el suelo y, como dicen sus practicantes, «en la vida cotidiana no podemos utilizar nuestros conocimientos, en caso contrario estaríamos en la cárcel». En un combate clandestino, a pesar de que los luchadores lo nieguen, las cifras que se barajan son de unos 2.000 euros por perder y algo más de 3.000 por victoria. En Mallorca, según informaciones a las que ha tenido acceso nuestro diario se han celebrado algunas veladas, pero todo se realizó con la máxima discreción y sigilo. Los profesionales destacan que«es muy importante hacer distinción de todos aquellos profesionales o deportistas de los que son 'rapaos' o 'matones' que sólo utilizan el Valetudo para armar bronca o pegarse con la gente».