0

El avión en el que viajaban 26 españoles , entre ellos cuatro niños, evacuados de la capital haitiana de Puerto Príncipe aterrizó ayer poco antes de las 13.30 horas en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). Los españoles evacuados de Haiti, junto a los que venían tres portugueses, un polaco y un haitiano casado con una española, bajaron poco a poco de la aeronave y fueron recibidos por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Àngel Moratinos, y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, que los esperaban a pie de pista, en la escalerilla del avión.

Tanto Moratinos como Rodríguez fueron saludando uno a uno a los primeros españoles evacuados de Haiti antes de que pudieran reencontrarse con sus familiares, que también se encontraban en la misma pista del aeropuerto.

Entre los evacuados había un total de cuatro niños, a los que el ministro saludó afectuosamente y un hombre que tuvo que salió en una silla de ruedas empujado por personal sanitario por las heridas que le provocó el seísmo en una pierna. También ha regresado a España Sandra Paltroni, una de las hijas del matrimonio madrileño que ha fallecido en Haití, que ha tenido que volver a España por problemas de salud.

Los repatriados se consideraron unos afortunados por poder encontrarse con sus familiares, tras descrubir la situación vivida durante y después del terremoto a los periodistas. Bajaron poco a poco y tapados con mantas de la aeronave. «Han sido dos días de temblores, oyendo por la noche que se caían casas y la gente gritando por los muertos», relataba María del Mar que subrayó que la situación había sido «dura» sobre todo para su hijo, ya que su padre, trabajador en la embajada española, no aparecía. «Se le cayó la oficina encima, vino andando desde la embajada», recordó.