Expertos de Madrid investigan por qué ardió tan rápido el coche en el que murió una niña

Las dos principales hipótesis son que un aerosol prendió o que se produjo un fallo eléctrico

|

Valorar:
preload
La inspección del coche calcinado fue muy penosa y dejó a los equipos de emergencia conmocionados.

La inspección del coche calcinado fue muy penosa y dejó a los equipos de emergencia conmocionados.

Expertos de la Guardia Civil de Madrid están colaborando con la Policía Judicial de Palma en la investigación del incendio del coche de Palmanova en el que murió carbonizada la niña de 3 años Estefanía Bosch Palacios.

Una de las prioridades del personal especializado del laboratorio de la capital es determinar por qué ardió con tanta rapidez el interior del Renault Clio y si hubo algún tipo de sustancia acelerante. En este sentido, fuentes judiciales explicaron ayer que existen dos hipótesis principales para explicar lo sucedido en la calle Pere Miquel Marqués. La primera es que el fuego se expandió con inusitada celeridad por la presencia de aerosoles o de una colonia en la parte delantera del coche. La segunda apunta a un fallo eléctrico en el turismo, localizado cerca de la radio. Sin embargo, la investigación es compleja y se avanza lentamente.

El Renault 1837-BNG tenía unos dos años de antigüedad y Evangélica Palacios, la madre de la víctima, lo había conducido la mañana de la tragedia. Había realizado unas compras en el término de Calvià y lo aparcó frente a su casa, con la intención de descargar unas bolsas y dos botellas de butano. La niña permaneció cerrada en el coche, pero no en la silla especial para niños anclada en la parte trasera, sino en el asiento delantero, junto al volante. No está claro si cuando la madre se apeó Estefanía ya estaba en ese asiento, o si se desató y pasó a la parte delantera. Sea como fuere, las tareas de la progenitora duraron pocos minutos (no más de cinco) y fue precisamente en ese momento cuando el turismo quedó envuelto en llamas.

Hoy por la mañana está previsto que los forenses practiquen la autopsia a la pequeña, para determinar las circunstancias de la muerte. El examen permitirá concretar si la menor pereció carbonizada o si lo hizo asfixiada por el humo. Hoy también es muy probable que los agentes de Palma que llevan el caso se entrevisten en la Comandancia de la calle Manuel Azaña con la madre de la niña, que al igual que el padre está recibiendo asistencia psicológica para hacer frente al drama. La terrible muerte de Estefanía ha conmocionado a los vecinos de Palmanova. Su familia es muy conocida en Calvià y el sábado, cuando se supo lo ocurrido en la calle Pere Miquel Marqués, los residentes quedaron tremendamente impactados. También en la Guardia Civil, la policía y los bomberos el caso de Estefanía causó honda impresión: «Hacía mucho que no veíamos algo tan duro», reconoció uno de los funcionarios que intervinieron.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.