1

Es una vergüenza tener que aparcar el coche en la plaza del Hospital General de Palma, en la zona de los bancos que dan al jardín. Al salir del coche se pisa un róo de orín procedente de los señores acampados en dichos bancos, además el caudal se incrementa con los líquidos del barrido mecánico que se vierte en los contenedores. Por favor Sres. responsables del Ayuntamiento, los ciudadanos les rogamos que encuentren una solución para evitar sobretodo que el calzado que ha de visitar las dependencias del hospital no llegue contaminado. Me pregunto qué razón hay para no poner los contenedores bajo el nivel de la calle como en diversos puntos de la ciudad. Piénsenlo y utilicen parte de los millones de euros que recaudan con la ORA para dar algo positivo y necesario a los ciudadanos.