1

Sí, lo ha dicho él, Obama , aprovechando que ya no es presidente, en una entrevista en The New York Times : A partir del día en que por fin se confirme la existencia de vida extraterrestre, en este planeta ya nada será igual. Eso mismo vengo pensando yo desde hace un par de semanas. Pongamos, es un suponer, que este viernes mismo aterriza un platillo volante en pleno centro de Manhattan y de él salen cuatro individuos de color verde y cabeza muy grande pidiendo ver al nuevo presidente: ¿Qué hacemos entonces con la Eurocopa? Porque, no se olviden, por la noche juegan Turquía e Italia en el Olímpico de Roma. ¿Habrá partido o no?

Asegura Obama que si algún día se produce en efecto el contacto con los extraterrestres –de momento, hablando de todos esos objetos voladores que hemos podido ver en las últimas grabaciones que se han hecho públicas, ya ha reconocido que no tiene la menor idea de qué son, de dónde vienen, ni qué intenciones tienen–, él seguirá siendo de todas formas del Partido Demócrata, pero que entiende que serán muchos en el mundo los que seguramente vean cuestionadas de raíz sus propias convicciones –para empezar, digo yo que igual lo del control de armas a algunos no les parece ya tan urgente– y hasta sus creencias religiosas. A eso es a lo que me refiero concretamente. A que a ver si van a salir los italianos alineando contra Turquía un centro del campo como el que no tenían desde hace muchos años, con Pellegrini , Locattelli y Pessina , y a esa hora vamos a estar todos pendientes del 24 horas de Televisión Española o camino de misa.