Obra de la exposición ‘La mirada del foc’, de Guillem Nadal. | Ajuntament de Palma

Valorar

El fuego, como hilo conductor de una vida, de una obra, de un camino circular, ha sido utilizado "con sentido artístico" y como "espacio para proyectar sombras" y construir, con todo ello y en palabras del creador Guillem Nadal, "un experimento" que, con la mirada del foc, recoge el pasado y el presente.

Se trata de la primera exposición en solitario del artista en el espacio del centro palmesano.

El camino empieza con una maqueta de 2005 que once años después se convierte en La porta del bosc, una instalación que deja entrever "los miedos a abrir puertas". Tras el recorrido vuelve al ayer con la serie Caos y las Illes del sol, dos obras que ya utilizaban el fuego como elemento creador.

Del pasado se vuelve al presente con los Miralls para volver de nuevo atrás con La mirada del foc, El paisatge de la memòria y los Mapes de foc para acabar con unas imágenes tomadas hace 20 años.

El camino se inicia con un hoy y concluye con un ayer que permite entrever cómo el fuego ha conformado la mirada del artista.

Datos de interés
Fechas y Localización:
  1. Desde el al en Casal Solleric
Como llegar: