Imagen del logo de Apple. | Reuters

1

El gigante de la tecnología Apple anunció este martes unos beneficios en los primeros nueve meses de su año fiscal de 74.129 millones de dólares, un 66 % más que en el mismo período del ejercicio anterior, aupado por el iPhone y los servicios.

Entre octubre de 2020 y junio de 2021 (el año fiscal de Apple empieza en octubre), la empresa de Cupertino (California) ingresó 282.457 millones de dólares, por encima de los 209.817 facturados en los mismos nueve meses del pasado ejercicio.

Por su parte, los inversores de la compañía de la manzana mordida se embolsaron durante este período 4,42 dólares por título, frente a los 2,56 de hace un año.

Por segmentos de negocio, el teléfono iPhone, que hace dos años estaba en una cierta tendencia a la baja y se ponía en riesgo su preeminencia como principal fuente de ingresos de Apple, está experimentando un resurgir con una fuerza extraordinaria, y ya vuelve a suponer más de la mitad de todas las ventas de la empresa.

Así, de los 282.457 millones facturados en lo que va de año fiscal, 153.105 millones corresponden a ventas de iPhones (54 %), y el resto provienen, por este orden, de los servicios (50.148 millones), la tecnología para la ropa y el hogar (29.582 millones), los computadores Mac (26.012 millones) y las tabletas iPad (23.610 millones).

Especialmente significativo es lo recaudado por los servicios, un 28 % interanual más, puesto que este segmento es la gran apuesta de futuro de la compañía, y en los últimos años ha lanzado multitud de plataformas de suscripción en sectores tan diversos como el entretenimiento televisivo, los videojuegos, la prensa y la música.

«Seguimos avanzando en nuestros esfuerzos para infundir en nuestros productos todos aquellos valores que nos definen. Inspiramos a una nueva generación de desarrolladores a aprender a programar, nos acercamos a nuestro objetivo medioambiental para 2030 y construimos un futuro más equitativo», indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de Apple, Tim Cook.

Los buenos resultados presentados por Apple no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street, y las acciones de la empresa se dejaban un 1,10 % hasta los 145,14 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.