Escacs al hammam andalus. | P. BOTA

Hasta la mente más espesa se despeja cuando, envuelto por los aromas del incienso, el cuerpo se sumerge en las cálidas aguas del hamán. La firma Hammam Al Ándalus, que abrió su centro en Ciutat en mayo, celebró ayer el XIII Torneo de Ajedrez en el agua, con la colaboración de la Federació Balear d’Escacs. «Siempre tratamos de promover la marca, ligada al arte y el bienestar, a través de la cultura», dice la directora comercial de la firma en Palma, Cristina Ferrer.

Bajo un techo de lágrimas de cristal y dando sorbos al té andalusí, los ajedrecistas, muchos de ellos federados, desarrollaron sus estrategias en partidas relámpago, con un promedio de diez minutos por jugador. «Siempre he jugado en una sala de juego: sueles estar en una silla, un poco tenso. Aquí, el ambiente es diferente, relajante», dice David Lazarte, uno de los participantes.

No solo se jugó en Ciutat, sino que el torneo se celebró de forma simultánea en los diferentes baños de la firma, en Córdoba, Granada, Málaga y Madrid. Los campeones de cada provincia se enfrentarán en el Hammam de Málaga el próximo 3 de diciembre, donde tendrá lugar la gran final del torneo.