12

El desayuno, qué gran invento. El aroma del café o el satisfactorio silbido de la tetera, la tostada recién untada, el embutido en lonchas finas y el primer bocado del día, que activa nuestra mente y aporta la energía necesaria para encarar la jornada. El desayuno puede cobrar muchas formas: los hay más o menos saludables, más o menos copiosos, pero seguro que ninguno llama tanto la atención como el que tomaron la semana pasada un grupo de veinte alemanes en la Playa de Palma. La cuenta marcaba un total de 1.260 euros, en concepto de 600 cervezas de 200 mililitros.

La cuenta de Instagram Helmut Bester Mann publicó la imagen del grupo de jóvenes con más de seis mesas que rebosaban pintas de cerveza. La imagen no tardó en viralizarse, superando los 7.000 'me gusta' y más de 18.000 visualizaciones en los vídeos publicados. Los hechos ocurrieron poco después de las 10 de la mañana, un martes, en el bar Bamboleo Biergarten del Arenal, por lo que los compatriotas de los jóvenes beodos no tardaron en bautizarlos como los 'Bamboleo Boys'.

La publicación se llenó de comentarios, en los que se alababa la 'gesta' de los turistas. Les han tildado de 'estrellas del pop', les han clasificado como 'Mallorca AllStars', y otros no han dudado en afirmar que pueden superar sus números con facilidad. Por el bienestar común, sería de agradecer que este no se convierta el nuevo reto viral y también que los visitantes apostasen por un desayuno más tradicional, algo más equilibrado.