En la actualidad se conocen más de 800 especies de suculentas. | Pixabay

0

Algunas especies vegetales pueden sobrevivir largos periodos de tiempo sin apenas recibir agua. Además de suponer un ahorro de tiempo y agua, estas plantas requieren un mínimo mantenimiento. Esto suele suceder porque están acostumbradas a vivir en un hábitat natural con climas extremadamente áridos. Por ello, han desarrollado un sistema de almacenamiento de agua que les permite mantenerse hidratadas sin problemas durante largos periodos de sequía. Aun así, todas las plantas necesitan cuidados para crecer y mantenerse vivas, solo que algunas los precisan en menor medida. Te mostramos una selección de plantas que pueden sobrevivir casi sin agua.

Sansevieria

Esta planta de interior necesita pocos cuidados. Esto se debe a que sus gruesas hojas puntiagudas pueden acumular mucha agua, lo cual le permite mantenerse en perfecto estado más tiempo. Además, aguanta bien tanto las temperaturas muy altas como las muy bajas. En cuanto a su entorno, es preferible colocarlas en una zona donde reciban luz indirecta, incluso sobreviven en espacios con poca luz. Tan solo necesitan riego una vez al mes. De hecho, como precaución antes de volver a humedecer la planta es preferible comprobar que el sustrato esté completamente seco.

Suculenta

La principal característica de las suculentas es su capacidad para acumular agua en su tallo y sus hojas. Estos vegetales son especialmente resistentes a condiciones áridas. Actualmente, se conocen más de 800 especies de suculentas y son muy versátiles. Además, son capaces de absorber la humedad del ambiente. Utilizadas por su carácter ornamental, decoran espacios poco iluminados como baños o cocinas. También, resisten muy bien los cambios de temperatura y las corrientes de aire. Sin embargo, se debe evitar someterlas a temperaturas heladas pues no sobrevivirán.

Monstera

También conocida como La costilla de Adán, esta planta está de moda en el mundo del interiorismo. Su estilo y su presencia aportan un aire tropical a los espacios que decoran. Principalmente, necesitan espacios muy iluminados, sin tener que recibir la luz directamente sobre sus hojas. Además, no necesita grandes dosis de agua y el sustrato debe estar seco entre riegos. En general se recomienda regarla dos veces al mes y a la misma veces añadirle abono. Para mantener su imagen verde y fresca, agradece estar en espacios húmedos, aunque sobrevive si no es así.

Campanilla

Esta planta con flores preciosas necesita pocos cuidados y puede vivir tanto en espacios exteriores como interiores. Florece en forma de pequeña campana, que explica su nombre. En su estado natural, suele encontrarse rodeada de musgo, por lo tanto necesita humedad pero no riegos. También conocida como Campánula, popularmente se le ha asociado al cuento de Rapunzel pues era la flor que sanó a la reina y le dio a la princesa su mágico cabello dorado. Para lograr la humedad deseada bastará con colocar un pequeño gota a gota portátil. Pueden brotar flores blancas o violetas.

Campanilla

Aloe vera

El aloe vera es tan resistente y versátil que se puede encontrar en multitud de hogares españoles. Sus características propiedades se utilizan en multitud de productos para la salud cutánea. A pesar de ser una planta amante del calor, admite ser cultivada tanto en interior como en exterior. Sus raíces no toleran encharcamientos, por lo que un sustrato para cactus será el ideal. Esto implica que la planta no necesita grandes cantidades de agua, se recomienda un riego ocasional que deje la base ligeramente húmeda.

Aloe vera