Cerrar bien la casa antes de irse de vacaciones, una pieza clave para mayor tranquilidad. | Freepik

Quizá el asunto resulte simple para algunos, pero estos mismos tampoco deben de extrañarse si al cerrar su hogar con solo una doble vuelta de llave ven, al regresar, infestada su casa de hormigas o cucarachas. Preparar la casa antes de partir de vacaciones, sobre todo si son largas, es crucial para estar tranquilos durante el periodo de relax y no encontrarse con sorpresas desagradables al volver. Estas son una serie de puntos o tareas para cuidar de nuestro pequeño rincón, asegurando su seguridad y bienestar.

1. Cierra puertas y ventanas

Cierra todas las puertas y, especialmente, las ventanas de casa. Ten en cuenta que las ventanas entreabiertas son perfectas para que entren insectos o para que las fuercen ladrones, por lo que asegúrate de dejarlas bien cerradas.

2. Baja las persianas, pero no por completo

Baja las persianas antes de irte para que los vecinos o transeúntes no perciban que no hay nadie en el interior y corre las cortinas. Eso sí, no las bajes del todo. Las persianas totalmente cerradas transmiten un claro mensaje a los ladrones: casa vacía, perfecta para entrar.

3. Vacía la nevera

Organiza la última semana antes de partir de viaje para utilizar en tus comidas todos los alimentos frescos de que dispongas. Los que te sobren puedes entregárselos días antes a amigos o familiares para no desperdiciarlos. Este punto es muy importante, ya que de lo contrario, tu nevera y tus armarios serán el caldo de cultivo para polillas, insectos o bacterias. Además, esto te obligará a hacer una pequeña limpieza de la despensa y probablemente te encuentres más de algún producto caducado del que conviene deshacerse.

4. Las plantas

Si tienes plantas, colócalas antes de partir cerca de las persianas entreabiertas. Así conseguirás que tengan un mínimo de luz mientras no estés y evitarás así que se te mueran con mayor facilidad. Acuérdate de avisar a algún vecino o amigo para que te las riegue si tu ausencia se extiende. Si te vas pocos días, llena un plato de agua y colócalo en su parte inferior para que estén lo más hidratadas posibles, sobre todo durante episodios de calor sofocante.

5. Aparatos apagados

Con el exponencial incremento del precio de la luz de los últimos meses, apagar o desenchufar electrodomésticos es más importante que nunca. Dejar el televisor, el microondas o la nevera enchufados puede incrementar entre un 5 % y un 10 % la factura de la luz, un gasto verdaderamente inútil si ni siquiera pisamos la casa. Por ello, el mismo día de tu partida -o la noche anterior- desconéctalos. De esta manera, además, evitarás posibles accidentes, como cortocircuitos o roturas en caso de tormentas.

6. Cierra el agua y el gas

De igual forma que no dejas las luces encendidas y desconectas los electrodomésticos, momentos antes de marcharte cierra las llaves del agua y del gas, con tal de rehuir de posibles escapes de gas, humedades o fugas de agua.

7. Limpiar la casa

Como último consejo, aprovecha también la última semana para limpiar. No solo para no exponerte a hormigas y demás insectos atraídos por migas y restos de suciedad, sino también para gozar de un regreso placentero a tu hogar, dulce hogar.