0

Con un cartel compuesto por grupos locales de la escena alternativa y la propuesta gastronómica de un cocinero que destila mallorquinidad como es Andreu Genestra, Rosa Blanca reunió la noche de ayer en la Finca Son Sampol de Llucmajor a más de 600 personas ávidas de un buen plan para una previsiblemente tórrida noche de verano.

Con las cigarras marcando aún el ritmo, en la zona pinar DJ Lola dio la bienvenida a los asistentes con funk, disco y afrobeat, sonido que animó a participar en las propuestas de juego como el Beer Pong, donde la puntería para acertar meter una pelota en un vaso tenía premio, o poner a prueba el equilibrio sobre una cuerda suspendida a centímetros del suelo. Para combatir el calor, además de la refrescante cerveza, se ofrecía sandía fresca, la cual muchos mordisqueaban mientras se dejaban decorar la piel con tatuajes efímeros, imprescindibles entre los festivaleros profesionales junto a brillantitos y glow para la piel.

Las mezclas que van desde la bossanova al breakbeat de de Bibi Smalls marcaron el showcooking con el que La Alacena, el cátering del cocinero con estrella Michelin Andreu Genestra, abría el apetito a los asistentes que, curiosos y sin poder esperar, se acercaban a ver en qué iba a consistir su cena picnic. En seguida se formó una buena cola de aquellos bien dispuestos a dar buena cuenta del vistoso ‘Brioche de porc negre con tomatitos cherry confitados acompañado con patató bravo’ sentados sobre el mullido césped de la possessió donde se ubicó el escenario principal.

Por supuesto, hubo alternativa vegana (brioche vegetal) y repostería típica mallorquina como panades y coca de verdura o trempó completaron la oferta gastronómica de la noche. El pop-rock de O-Erra, abrió el menú de música en directo para la que los asistentes estaban más que preparados tras la bajada del sol, la cena y la cerveza Rosa Blanca. Una buena introducción para la ya conocida y consolidada banda mallorquina The Prussians y sus temas bailables con los que se puso el broche final a las seis horas de este primer festival Embolic.