El público se animó a bailar al ritmo de la música de los sesenta. | Julián Aguirre

1

Puerto Portals vibró anoche a ritmo de los años 60 en la quinta edición de su fiesta Flower Power. Fue una velada con la que la marina del puerto inauguró el verano reuniendo a más de seiscientas almas vestidas al más puro estilo hippy, ávidas de pasarlo en grande. La plaza de la nueva zona comercial acogió un gran espectáculo de animación y actuaciones musicales. La banda Abbey Road live music, con su tributo a The Beatles, música en directo y también música de disckjockeys como Mariano Somoza y Paco Colombás, que hicieron mover el esqueleto a los asistentes hasta pasadas las tres de la madrugada.

En la velada hubo algunos rostros famosos como la actriz y cantante Carolina Cerezuela; Miss España 1999, Lorena Bernal, con su marido, el entrenador de fútbol Mikel Arteta; el pintor mallorquín Domingo Zapata; la escritora Fiona Ferrer; el cantante Marc Seguí y la influencer Eli Tulian, entre otros. Gran ambiente en todo Puerto Portals, que instaló photocalls de Flower Power en distintas ubicaciones y donde las redes sociales se hicieron eco de cuanto sucedía.

La banda Abbey Road live music, con su tributo a The Beatles.

Todos acudieron a la fiesta dispuestos a divertirse y asumieron el ‘look hippy’ requerido para la ocasión.

Ambiente festivo bajo los lemas Peace and love y ‘Haz el amor y no la guerra’, con bellas mujeres luciendo coronas de flores, gafas redondas y vestidos de estampados florales. Los hombres apostaron por las coloridas y llamativas camisas y pantalones de campana. Durante toda la noche se sucedieron sobre el escenario diversos artistas, la mayoría llegados desde Eivissa, que rindieron homenaje a las grande estrellas y símbolos de los años 60, 70, 80 y 90, como Bob Marley, Tina Turner, James Brown, Ray Charles, Prince, David Bowie o el mismísimo Freddie Mercury, siendo uno de los momentos más estelares la ‘aparición’ de John Lennon y Yoko Ono cantando el himno por la paz Give peace a chance, desde su cama en la suite 1742. No faltaron la diosa india Namasté, subida a su carroza o un grupo de moteros Harley Davidson imitando una escena de Easy Rider, además de The Beatles con su Yellow submarine. Un derroche de alegría en una noche de llena de paz y amor.