Ben Amics, ante una nutrida y festiva audiencia, celebró su gala de entrega de sus premios. | Pere Bota

0

Ben Amics, la Asociación Lesbiana, Gay, Trans, Bisexual e Intersexual de las Islas Baleares, celebró ayer en la plaza de Cort de Palma, en el marco de los actos del Orgullo 2022 y ante una nutrida y festiva audiencia, la gala de entrega de sus premios Siurell y Dimoni Rosa, escogidos por votación popular a través de su página web. A pesar de que arrancó con el público coreando el lema «no es una fiesta, es una protesta» y se repitieron consignas reivindicativas durante todo el acto, fue inevitable que el ambiente de celebración presidiera la velada, presentada por Josep Salme & Mery Cuchillas y que derivó en una alegre verbena, con las actuaciones de Dj Conchito, Dj Sor Estiércol, DJ L.E.G.S., Drag Mystica, Las Marikarmen, ac.Eka.z. y Shea. La presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado, fue la encargada de entregar los galardones tras un reivindicativo discurso contra la discriminación y los discursos del odio. En primer lugar, se entregó un Siurell d’Or honorífico a la cantante Vivian Caoba, que «lleva años luchando por la visibilidad del colectivo, pero siempre subida a unos taconazos», en palabras de Casado.

El Siurell Rosa, que se entrega a aquella persona, entidad o institución que haya destacado por su lucha a favor de la visibilidad, libertad e igualdad de derechos del colectivo LGTBI durante el año, fue a parar al Institut per la Convivència i l’Èxit Escolar (Convivexit), por su labor «en diversidad sexual y de género a través de un enfoque de acompañamiento al alumnado trans». Su directora, Aina Amengual, puso el acento en la «ilusión que ha generado esta nominación en nuestro pequeño equipo después de años de dedicación».

PB280622006536.jpg

PB280622006535.jpg

El acto registró un excelente ambiente festivo.

PB280622006521.jpg

Una de las actuaciones en la plaza de Cort.

Por su parte, el Dimoni Rosa, que «castiga públicamente a aquella persona, entidad o institución que ha fomentado la discriminación y la LGTBIfobia, ha actuado en contra de la libertad del colectivo LGTBI», fue otorgado a Antoni Camps, «por su campaña personalista a través de la prensa menorquina en contra de los Talleres en Diversidad Sexual y de Género». Camps no acudió a recoger el galardón, a pesar de que los presentadores preguntaron irónicamente si estaba presente en el acto.