5

El pasado sábado, 25 de junio, se casó en Mallorca el piloto alemán de Fórmula 1 Nico Hulkenberg con la bella diseñadora lituana Egle Ruskyte. La pareja, padres de Noemí Sky, una niña de siete meses de edad, contrajo matrimonio en la parroquia de Sant Pere, de Sencelles, a las cinco de la tarde. Fue una ceremonia religiosa a la que asistió un centenar de invitados entre los que se encontraban familiares y amigos, además de algunos futbolistas del AS Mónaco y Victoria Swarovski, heredera del lujoso imperio de cristales Swarovski y una cantante muy popular en su país natal, Austria.

Nico y Egle pudieron por fin celebrar su boda soñada, ya que ambos habían previsto casarse en un hotel de Mallorca el pasado verano pero a causa de las restricciones por la pandemia decidieron aplazarla al pasado sábado. Pese a ello, la pareja decidió sellar su amor hace un año, en Mónaco, donde se casaron por lo civil tras una romántica pedida de matrimonio en Venecia. En esta ocasión fue ante el párroco de Sencelles cuando se dieron el ‘sí, quiero’. El novio llegó a la iglesia conduciendo su propio Porsche descapotable, el mismo en el que la pareja se retiró, tras una lluvia de pétalos al salir de la parroquia. Hulkenberg lució un elegante traje de chaqueta blanca y pantalón oscuro, mientras que la novia deslumbró con un atrevido diseño nupcial blanco, con corpiño estilo corsé semitransparente y originales mangas caídas y falda de tul con sexy apertura lateral.

Enamorados de Mallorca

Una vez casados, contrayentes e invitados se reunieron en la finca de Sencelles propiedad de la pareja. Ambos son unos enamorados y fieles veraneantes de Mallorca desde hace años. La inolvidable fiesta estuvo organizada por Moments Events, en la todo el equipo de Lourdes Coll cuidó hasta el más pequeño detalle. La música en vivo corrió a cargo de Mani’s band y la deliciosa cena fue del cátering Amida. Tras la cena, Nico y Egle abrieron la fiesta con un romántico baile que arrancó los aplausos y algunas lágrimas entre los asistentes. Fue una gran noche cubierta por un cielo estrellado y unas agradables temperaturas de verano. La fiesta se alargó hasta las cuatro de la madrugada y los invitados se divirtieron hasta el final entre brindis y un generoso resopón a base de pizzas y hamburguesas.

El día anterior, los recién casados reunieron a algunos amigos en el restaurante Eleven Forty Nine, en el Moll Vell, tras un paseo por el centro de Palma. Debido a sus compromisos como piloto reserva y de desarrollo del equipo Aston Martin, Nico y su esposa solo han pasado unos días en Mallorca porque ambos, hasta celebrar una luna de miel de ensueño, continuarán con sus agendas profesionales. Egle está triunfando con su propia línea de ropa, unas propuestas muy playeras con prendas de ganchillo hechas a mano que están teniendo mucho éxito. Pareja discreta y sencilla, a pesar de ser muy mediáticos, no se sabía que contraerían matrimonio el pasado fin de semana, sin exclusiva de por medio y de una manera tan natural.