Las moscas, un verdadero dolor de cabeza en verano. | Pixabay

4

Llega el calor y con él, las moscas. Hay pocas cosas que molesten más que tener la casa llena de estos molestos insectos voladores. En el supermercado podemos encontrar multitud de productos para matar moscas, pero suelen ser caros y, a veces, no consiguen erradicar el problema. La mejor forma de evitar llegar a tener la casa llena de moscas es la prevención. Aquí te presentamos cinco remedios caseros con productos del hogar para, directamente, evitar que las moscas entren en casa. Gratis y sencillos, pueden suponer un verdadero alivio. Además, para mayor protección, puedes combinar varios de ellos a la vez.

1. CD colgantes

Este es uno de los trucos más fáciles y baratos. Consiste en colgar del techo cd en lugares cerca de las ventanas. Cuando el sol incida en ellos, estos proyectaran una luz, similar a la del arcoíris, algo que incomoda enormemente a las moscas y las disuadirá de entrar en casa.

2. Plantas

Otra de las técnicas que pueden ser eficaces y que, además, pueden aportar un toque estético son las plantas aromáticas. Algunas, como la albahaca, la lavanda, la menta, la citronela o la melisa desprenden un olor muy agradable para los humanos, pero que resulta demasiado intenso para moscas y mosquitos. Plantando varias de ellas cerca de ventanas y puertas conseguirás lucir un rincón bonito y evitarás la entrada de ciertos insectos.

3. Vodka

Un remedio poco habitual es el del vozka. Si colocamos un bol con esta bebida cerca de las ventanas, su fuerte olor ahuyentará a las moscas y no entrarán en casa. Además, si te quieres proteger de las picaduras de mosquitos fuera de casa, también te puedes aplicar un poco de vodka en los codos, las muñecas y las rodillas. Servirá como todo un espantador de moscas y mosquitos.

4. Un limón con clavos

Este remedio casero consiste en partir por la mitad un limón y clavar en su interior varios clavos. Lo puedes colocar en lugares frecuentados por las moscas. Para que sea efectivo, debes renovar el medio limón cada día. Aunque pueda parecer algo fastidioso tener que cambiarlo diariamente es un truco altamente efectivo, que sirve, además, para ahuyentar las moscas de la fruta.