0

Joaquín Bernadó, considerado el torero catalán más importante de la historia, ha fallecido este lunes en Madrid a los 86 años a causa de una larga enfermedad, han informado fuentes cercanas.

Nacido en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) el 13 de agosto de 1935, Bernadó quiso ser torero gracias a la afición de sus padres, que ya de pequeño le llevaban a los toros en la Monumental de Barcelona, respirando, además, el ambiente taurino que había a mitad del siglo pasado, sobre todo en el barrio de El Raval.

Maestro elegante y de corte fino, Bernadó fue un torero muy querido tanto en su Barcelona natal, donde toreó cerca de 250 tardes, en Madrid y también en Latinoamérica, sobre todo en México, donde llegó a ser el espada español con más paseíllos trenzados, en Colombia y en Perú.