Mariah Carey en una imagen de archivo. | Reuters

0

Con el inicio del mes de diciembre, cada vez queda menos para la Navidad. Mariah Carey es una de las protagonistas indiscutibles de estas fechas con su conocido All I want for Christmas Is You, un tema que genera anualmente ingresos millonarios a la artista. La canción vio la luz en el año 1994 y desde entonces se ha convertido en el villancico por excelencia de las celebraciones navideñas. Año tras año las búsquedas del single comienzan a aumentar en el mes de noviembre y a finales de diciembre alcanzan su pico, una tendencia que también se ve reflejada en los ingresos que percibe la cantante.

Google, en su herramienta Trends, demuestra que las búsquedas de los términos 'Mariah Carey' y 'All I want for Christmas' crecen considerablemente cuando llega el final del año. Si nos centramos en los ingresos, The Economist detalla que desde que se lanzó el single y hasta 2019 la cantante ha recaudado más de 60 millones de dólares. Por lo tanto, Carey ha ganado unos 2,4 millones de dólares al año solo por los derechos de autor. Eso sí, hay que tener en cuenta que esta cifra es un cálculo de la media y que ha podido variar según el año.

Su éxito es tan grande que incluso en el 2019 entró en el Libro Guiness de los récords por ser una de las canciones más populares de la Navidad. Pero Carey ha decidido hacer caso al dicho de «renovarse o morir» y este año ha lanzado Fall in Love at Christmas, donde une su voz a la de los artistas Khalid y Kirk Franklin. Aunque es difícil que alcance las cifras de su predecesora, ya supera los dos millones de reproducciones en Youtube.

A partir del mes de noviembre aumentan en Google las búsquedas del tema y de la artista.

Además de por el conocido villancico, la estadounidense también aumenta sus ingresos en estas fechas gracias a sus apariciones en programas y eventos especiales. Mariah sabe que es uno de los iconos de la Navidad y ella misma ya bromea sobre el tema. Hace un mes, el 1 de noviembre, publicó en sus redes sociales un divertido vídeo en el que destrozaba con un bate unas calabazas y daba la bienvenida a la Navidad mientras se escuchaba la famosa canción de fondo y se podía leer el texto «It's time».