El histórico velero mallorquín fue botado en estas gradas hace 75 años. | Carlos Hellín

1

Los Astilleros de Mallorca recibieron este lunes a un visitante de excepción. Se trata del velero Cala Millor, que se encuentra de nuevo en las gradas que le vieron nacer 75 años después de su botadura. Y es que en este mismo lugar se encontraban los astilleros de la Naviera Mallorquina y que con este histórico pailebote, en 1946 culminaron una larga saga de leyendas de la vela asociadas a los mestres d’aixa de Mallorca. El Cala Millor tiene su base en

Eivissa, donde opera para excursiones con alumnos dentro del programa Joves per la Mar. Antaño cubría las rutas comerciales con la Península.

El Cala Millor, con sus imponentes 42 metros de eslora y 500 metros cuadrados de vela, es un icónico vestigio de una vasta flota que otorgó fama y prestigio a nuestros carpinteros de ribera.