La lava del volcán de La Palma llegó al mar este martes. | Ángel Medina

2

No, el volcán de La Palma no se llama Cumbre Vieja. El volcán que se encuentra en erupción desde el pasado 19 de septiembre y que este pasado martes por la noche llegó al mar todavía no tiene nombre oficial.

Aunque desde que empezó la emisión de lava los medios lo han denominado Cumbre Vieja, porque así se llama la zona en la que estalló, ese no es su nombre. Tampoco lo es Cabeza de Vaca, la denominación que ha ido adquiriendo con el paso de los días y que debe su nombre a un paraje todavía más cercano a la erupción.

Aunque no está claro cómo se establece la denominación oficial ni cuál es el organismo que lo regula, lo que es seguro es que no será un proceso rápido. En caso del volcán de La Palma algunos medios locales ya han empezado a llamarlo Tajogaite, un nombre guanche que seguiría la tradición de otros volcanes isleños: Tacande (1430-1440), Tehuya (1585), Tigalate (1646) y Teneguía (1971). Significa Montaña Rajada y es el punto exacto donde surgió la primera grieta.

En cambio, otros geólogos canarios mantienen la tradición de bautizarlo con un nombre guanche pero apuestan por el de un legendario guerrero canario: Jedey. También se trata de una de las poblaciones más cercanas, que tuvo que ser desalojada hace casi una semana, situada en el municipio de Los Llanos de Aridane.

Lo que si se sabe con certeza es que el nombre que pasará a la historia tardará en llegar. El volcán submarino de El Hierro, cuya erupción empezó octubre de 2011 y duró unos seis meses, tardó cinco años en ser bautizado como Tagoro, en mayo de 2016.