Raquel Sánchez Silva lució un vestido de Moisés Nieto. | Julián Aguirre

2

Raquel Sánchez Silva (Plasencia, Cáceres, 1973) fue la gran estrella este viernes del III Mallorca Design Day. La presentadora de televisión, que ejerció de presentadora del certamen, habló con los periodistas antes de la clausura, donde se dieron a conocer los ganadores.

Viene a Mallorca para presentar este evento de moda. Parece que poco a poco se va recuperando la normalidad...

–Yo creo que todos tenemos muchas ganas de vivir cosas, de volver a reunirnos, de volver a fijarnos, en este caso, en los que serán los grandes maestros de la costura. A mí me hace muchísima ilusión que lo que nosotros hacemos desde el programa Maestros de la Costura, que es un ejercicio televisivo, tenga un reflejo local porque es también la única forma de encontrar ese talento para que luego llegue a las grandes pasarelas.

¿Va a haber otra nueva temporada?

–Es un programa que lo llevo muy dentro de mi corazón. Tiene mucha calidad y estoy segura de que TelevisiónEspañola va a volver a apoyar este programa, que es muy beneficioso para una de las industrias más importantes de este país como es el mundo de la moda, y que necesita ayuda.

Maestros de la Costura también ha potenciado el hecho de que el espectador se anime a coser. ¿Qué tal se le da la aguja y el hilo?

–Me ha pasado un poco como con Masterchef Celebrity, aunque reconozco que para la cocina practiqué más. En la última edición tuve que coser y me encantó. Todos deberíamos aprender a coser para no deshacernos tan rápido de las prendas. Ya sé que es imposible hacerlo al 100 por 100, pero sí que hubiera una parte en el armario con ropa de segunda mano o customizada.

¿Cuáles son los básicos en moda?

–Un vestido negro de cóctel que te sirve para casi todo, pero también unos vaqueros con una camisa blanca de hombre.

Por cierto, ¿de quién va vestida?

–Es un modelo de Moisés Nieto doblemente sostenible. Todo está realizado con retales de manteles, servilletas, trozos de colcha y además no es actual. Este vestido tiene 3 o 4 años.

¿Qué diseñadores españoles recomienda?

–Los recomiendo todos. Yo siempre digo a todo el mundo que en vez de ver tanto talento extranjero en Instagram lo hagamos con el talento que hay aquí, no sólo en el mundo del diseño, sino también en la artesanía. No nos cuesta comprender el precio de una prenda extranjera y lo ponemos en duda cuando es española.

¿Se valora más lo de fuera?

–Tendemos a no mirar con la misma atención lo realizado aquí que lo de fuera. Y hay que pensar que en esta industria participa un montón de gente, y todos son muy importantes.

Antes hablaba de coser. ¿Cómo mataba las horas muertas durante el confinamiento?

–Me pilló en Masterchef Celebrity, así que lo pasé cocinando, sobre todo postres. Y así acabamos todos en casa, casi rodando (Risas).

¿Qué postre se le da bien?

–Tarta de queso, de chocolate, de limón... un buen bizcocho. Pero hay cosas que se te quedan y otras que se olvidan.

¿Sigue alguna dieta?

–No, pero hago mucho esfuerzo en comer sano. Algún día me puedo comer una hamburguesa, pero se trata de que la rutina alimentaria esté dominada por buenos productos, buscando salud.

Este verano estuvo en Mallorca con Pepa Charro y LlumBarrera...

–Pepa y Llum son muy buenas amigas. Con Pepa coincidí en Masterchef, y Llum era una de mis colaboradoras en Lo siguiente. Y en Baleares soy muy feliz en cualquier parte. Este año he descubierto más de Mallorca. Conocía más Menorca y Formentera, pero aún me falta mucho por conocer de esta isla.

También ha escrito un libro infantil.

–Sí, ha sido un libro que ya estaba casi escrito porque eran muchos de los cuentos que narraba a mis hijos gemelos.

¿Con qué faceta profesional se queda?

–Me gusta comunicar en todas sus formas.

¿En qué momento está de su vida?

–Estoy bien.

Punto de vista
Gran gala final de Mallorca Design Day

Gran gala final de Mallorca Design Day

Fábrica Ramis de Inca acogió este viernes la gala y entrega de premios de la III edición de Mallorca Design Day. Los seis diseñadores finalistas de Balears, Natalia Martínez, Caterina Pascual Cladera, Carolina Galvis, Pau Nieto, Pilar Sarmiento y Nadal Cabot Rodríguez, mostraron sus colecciones a través de una proyección audiovisual, donde también se apreciaron los trabajos de la ganadora nacional, Begoña Chaves Agulla, y las diseñadoras Camila Medina y Agostina Mucanna, que se alzaron con el Premio Internacional.

El proyecto La Marinella, de las interioristas Salomé Wackernagel y Mathilde Gudefin, residentes en Pamplona, fue el ganador del I Premio de Interiorismo. La gala, conducida por la periodista Raquel Sánchez Silva, sirvió para desvelar el veredicto del jurado, presidido por el diseñador Modesto Lomba, a la mejor propuesta balear, siendo premiada la colección OLK, de Carolina Galvis. Bajo la temática ‘Salvar el mar’ (Save the Sea), todas las colecciones mostraron tejidos reciclados y una moda más eco, además de una gran calidad en acabados y derroche de creatividad en cada una de las propuestas.

Tras la entrega de premios, los asistentes pudieron degustar algunas de las propuestas gastronómicas, elaboradas para la ocasión, a cargo de los chefs Ariadna Salvador y Xesc Reina.