Marc Bauzà y Miquel Ferrer, impulsores de la iniciativa. | MENDÈMIC

2

Miquel Ferrer y Marc Bauzà son los impulsores de Mendémic, una alternativa nacida en el corazón de Manacor a la apisonadora del comercio electrónico de Amazon. Su idea surgió durante la pandemia. «Mi madre es artesana. Necesitaba vender fuera y no dejar de cobrar», cuenta Ferrer, cuya madre es la ceramista Catalina Amengual.

«Queríamos una plataforma que mostrase el producto hecho aquí, que merece un precio justo y es decidido por el artesano», dicen los emprendedores, que insisten en que se quiere dar relevancia al trabajo de artistas, artesanos y diseñadores de la Isla.

El interés por la artesanía mallorquina es más que patente y cuentan con muchos compradores de Gran Bretaña, Alemania y países del norte, donde «se les da valor real al trabajo de estos artesanos».

Entre los artistas que forman parte de la cartera de Mendémic está Tomàs Barceló, un conocido escultor que acaba de participar en la elaboración del vestuario y esculturas de la película Dune, de Denis Villeneuve. Una muestra de la excelente calidad de los artistas y artesanos mallorquines.

La plataforma Mendémic tiene sus ojos puestos en Europa y cuenta entre sus filas con artesanos como Ambterra, Can Bernardí Nou, Garbell, Caramulls, Bel Gomila, o Hope’s Designs.

Esculturas, cerámica, joyas, menaje, complementos, papelería, joyería y obras de arte están a la espera de ser enviados a todo el continente.

Con alma

«Detrás de esta plataforma hay un equipo de personas que se preocupa por la gente. Les damos margen para que puedan crear y nos encargamos de vender sus productos», dicen los emprendedores de Manacor. Estos productos artesanos están hechos a mano «desde cero» y demuestran el interés por «lo hecho aquí, con alma».