José Hila, Francisco Bauzá, Catalina Cladera,VIrgilioMoreno, Teresa Suárez y Carolina Abad. | Pere Bota

2

Que este sábado se celebre la 47 edición de la Marxa será mérito de la junta directiva del Grup Güell, encabezada por su    presidente, Francisco Bauzá. Tanto la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, como los alcaldes de Palma e Inca, José Hila y Virgilio Moreno, respectivamente, alabaron el esfuerzo realizado por el comité organizador para que el día 18 se produzca este «acto de encuentro», como lo definió Hila.

Desde finales de la pasada semana ya se pueden inscribir todas las personas interesadas a través de la web del Grup Güell, por teléfono o en los centros de Decathlon en Palma y Marratxí, donde también se entregará el dorsal a cada uno de ellos. Los dorsales no sólo permitirán llevar un    control en cuanto al número de marxaires, sino que serán el ‘salvoconducto’ para recibir el ‘kit’ de la organización, compuesto por botella de agua de aluminio, una caja para guardar las pilas de las linternas y una bolsa para depositar los desperdicios en forma de plásticos, papel y aluminio que se producen tras más de 8 horas de caminata. Además, el dorsal también servirá para poder regresar a Palma o a Inca de forma gratuita, tanto en tren como en autobús. A lo largo del recorrido habrá coches y furgonetas para todos aquellos que no deseen continuar la marcha.

La salida está prevista a las 23:00 horas desde la plaza  Güell y se realizará de forma escalonada para evitar aglomeraciones. Hasta 3.000 personas podrán empezar la marxa desde allí y hasta 2.000 lo harán desde la Plaça des Bestiar, en Inca. También se permitirá que 200 personas puedan salir desde municipios colindantes con Palma e Inca, pero no está prevista una salida oficial en estos lugares.

El Santuari de Lluc estará abierto desde las 5:30 de la mañana, según confirmó su prior, Marià Gastalver, a Francisco Bauzá. Esta edición servirá también como homenaje al ideólogo y promotor de este multitudinario evento, Bartomeu Barceló, conocido por todos como Tolo Güell, cuyo monolito fue descubierto en Lluc el pasado domingo por Catalina Cladera. Su sucesor pidió a todos los participantes que cumplan las normas anti COVID-19. «No podemos prohibir a la gente que ande, pero no disfrutarán de los servicios que ofrecemos quienes no lleven el dorsal», advirtió.