Imagen de archivo de unos socorristas en Palma. | Redacción Local

5

Un grupo de trabajadores de la empresa concesionaria del servicio de socorrismo de las playas de Palma ha decidido organizar el primer sindicato de vigilantes de la Isla.

La Unió Socorristes Mallorca (USM) es una sección sindical de la CGT y cuenta, de momento, con unos 25 miembros.

«Nosotros estamos en una posición de responsabilidad civil, responsabilidad penal y primera línea sanitaria y ganamos el salario mínimo. No nos están respetando horas extra y no nos están respetando descansos», denuncian los impulsores del sindicato.

Los objetivos de la organización son: la creación de un convenio específico para el sector, la creación de categorías que limiten las parcelas de territorio que deben cubrir, el pago de horas extra, el cumplimiento de cuotas paritarias y la implantación de un protocolo contra el acoso, así como disponer de material homologado como aletas de buceo para mejorar el servicio.