Algunos de los alumnos de la Escuela Internacional de Juegos de Estrategia Luis Vives, todos ellos medallistas en una u otra edición.

0

Juegan a otra cosa, están a otro nivel», es una frase recurrente entre los aficionados a cualquier disciplina cuando observan la práctica experta. La muletilla es válida para los representantes junior de Balears en las Olimpiadas Internacionales de Deportes Mentales: los jóvenes Rubén Pons Serra, Agustín Borgeat Zunino y Alberto Segura Calvo han logrado 20 medallas –11 oros, 5 platas y 4 bronces– en la 25 edición de esta competición.

Los tres atletas han sido formados en la Escuela Internacional de Juegos de Estrategia Luis Vives, integrada en el Colegio Luis Vives de Palma y dirigida por José Luis Segura. «Estamos muy satisfechos con la participación del equipo. La pandemia nos ha limitado mucho pero hemos estado entrenando de octubre a julio; el éxito se debe al enorme esfuerzo y el total compromiso de los chicos y chicas del grupo», afirma Segura.

Internacional

Las Olimpiadas de Deportes Mentales son el mayor evento de juegos de mesa en el que jugadores de todo el mundo se enfrentan en los tableros de más de 80 juegos distintos; desde clásicos como el ajedrez, Scrabble o Backgammon, hasta los juegos más modernos, como el Catan, 7 Wonders, Dominion, Ticket to Ride o Carcassonne. Londres es la sede tradicional de esta competición que, en sus dos últimas ediciones, a causa de la pandemia, se ha celebrado online.

La delegación española, formada en su mayoría por deportistas mallorquines y canarios,    ha logrado un total de 37 medallas, convirtiéndose en la primera potencia junior, con Gran Bretaña y Corea del Sur como sus rivales directos.

Los jóvenes juegan a multitud de juegos, en la imagen, el ajedrez chino.

El joven mallorquín Rubén Pons, de 16 años, ha logrado diez oros y dos bronces; además, este año ha conseguido la primera posición en el Pentamind junior, el metaevento más importante de las Olimpiadas donde el jugador con las cinco puntuaciones más altas es proclamado campeón mundial. «Me siento muy bien por mi y, sobre todo, por el equipo. Somos el país con más medallas conjuntas en la categoría junior», expresa Rubén, que se lamenta de que el evento se haya celebrado a distancia. «Espero que el año que viene, en mi despedida de junior, podamos viajar a Londres para que la experiencia sea todavía más gratificante».

Pons empezó jugando al ajedrez y su salto al equipo de estrategia supuso que «se abriese todo un mundo, descubrí un montonazo de juegos». El joven explica que siempre le ha gustado la estrategia, «es algo innato», y reconoce que el juego favorece su desarrollo personal: «Siento que ahora soy más observador, veo las cosas desde otra perspectiva».

Con el juego Líneas de Acción se siente muy cómodo, «incluso he dado clases particulares», aunque su juego favorito es Entropía, en el que se está especializando con la ayuda de dos de los entrenadores del equipo, el estonio Andres Kuusk y el canario Paco García de la Banda, ambos ganadores del oro de este juego en varias ediciones.

El célebre atleta Paco García de la Banda es uno de los profesores de los jóvenes, que abrazan con entusiasmo la experiencia que les transmite.

García de la Banda ha tenido también una destacada actuación en esta edición. Con un oro, una plata y un bronce absolutos, se ha situado como el primer español de la clasificación general, puesto 14 de entre más de 900 participantes, revalidando el oro conseguido en 2020 en el Pentamind Senior.