Laura Méndez en Río de Janeiro. | Laura Méndez

6

La palmesana Laura Méndez tiene 34 años y es profesora de inglés en un instituto de Palma. «Mi interés por viajar ya viene desde que era pequeña. Mis abuelos han recorrido medio mundo y mi primer viaje fue con ellos a Nueva York con sólo 9 años... y allí ¡flipé en colores! Mi abuelo siempre decía 'esta niña tiene que ver el mundo', y me llevaron a Roma, Venecia, Londres, París... Aventurarme y tener experiencias nuevas me parece de lo más interesante. Además viajar te abre la mente hasta niveles que ni uno mismo es capaz de imaginar», explica Laura, recién llegada de Colombia.

Tras diversos viajes con su familia y amigas, llegaron los viajes con sus parejas. Con ellas recorrió Países Bajos, Bélgica, Hungría, Alemania, Marruecos y China. «Durante esa etapa, mi temor era quedarme sin novio para poder seguir viajando, debido a que era impensable para mí viajar sola. Después de la última ruptura sentimental... me pregunté qué iba a hacer sin pareja en mis vacaciones. No me podía ir a la otra punta del mundo sola pensaba yo. ¿O sí?».

Enredada en los viajes
Laura Méndez, en Samaná (República Dominicana).

Pero un día se decidió a hacerlo. «Era el verano de 2017, un compañero de trabajo que tenía casa y vehículo propio en Costa Rica me animó a irme. Me dejó su casa y su coche y me hizo una ruta planificada por días con los sitios que ver y visitar. Tenía tiempo de sobra para visitar todo y me aseguró que era un país seguro y que podía ir yo sola, así que me aventuré a irme por mi cuenta 15 días y fue la mejor experiencia de mi vida».

El mejor viaje

Al verano siguiente, Laura regresó a Costa Rica una semana pero se movió por América, regresó a Nueva York después de 22 años y fue a Disney World y Universal en Orlando donde visitó todos los parques durante nueve días. «Sin lugar a dudas ha sido el mejor viaje de mi vida».

A partir de ese periplo decidió, que quería visitar el mundo y enseñarlo a través de su cuenta de instagram @lauramende con el objetivo de tachar países de la lista. Además de Costa Rica, Nueva York y Orlando ha ido sola por España: «Nuestro país es para quitarse el sombrero», asegura. Pero también Tailandia, Turquía, Alemania, Portugal, México, Brasil, República Dominicana y Colombia.

Para ella la comodidad es importante. «Sólo he ido de mochilera para hacer el Camino de Santiago. Yo siempre llevo mi Samsonite con ruedas pero no siempre depende de mí, sino del destino. He estado tanto en hoteles de 5 estrellas, que eran lo más top, como en albergues o posadas por 10 euros la noche».

Su relación con las redes sociales comenzó en Costa Rica: «Estaba sola en Playa Conchal (su preferida de este país), aburrida, y me grabé un vídeo hablando y enseñando la playa y las iguanas que hay en los árboles. Al principio del viaje me miraban cinco personas y al final del viaje ya se habían enganchado a mis historias 30 personas. Ahí empezó la aventura de instagram y me ha ayudado a no sentirme sola en ningún momento».

Laura ha incluido ya dos secciones en su cuenta ‘recetas del mundo’, en la que los lunes hace una receta de un país diferente, y ‘Japonerías’, en la que los viernes prueba un producto nuevo de Japón.

Enredada en los viajes
Méndez, en Moscú en 2019.

«Durante la COVID siempre he elegido destinos que no pidieran PCR. En 2020, he ido a la República Dominica, Brasil, Estambul, Ibiza y Menorca, y en 2021 a México y Colombia».

Respecto a viajar sola, cree que «es mayor el miedo que te aporta la ignorancia e inseguridad de lo desconocido, que realmente luego cuando te enfrentas a ello. No hay ningún peligro por viajar sola y de hecho a mí es lo que más me gusta».