El actor Álvaro Morte –el profesor de ‘La casa de papel’– y su familia se han relajado unos días en la vivienda de su madre. | Julián Aguirre

4

Tan difícil es localizar y capturar a Sergio Marquina, ‘El Profesor’ en la serie de Netflix La casa de papel, como fotografiar en la vida real a Álvaro Morte, el actor que encarna al líder de la banda de atracadores de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

A falta de unas semanas para que se estrene la quinta temporada de la exitosa serie, Álvaro Morte se relaja junto al mar, a orillas de la playa de Puerto Portals, donde reside su madre.

Fuera de la pantalla, son pocas las imágenes que se consiguen del actor, celoso de su intimidad. Pese a ello, dado su nivel popularidad, cada vez le resulta más difícil pasar desapercibido. Aún así, ha disfrutado de unos días de relax en familia. Sus vecinos se han alegrado de verle de nuevo por Mallorca.

Con paso firme y acompañado de su mujer, Blanca Clemente, y sus mellizos, León y Julieta, se hacen con una sombrilla en la playa para instalar las hamacas y desplegar las barcas hinchables de los niños, uno en forma de pez y otro de coche. Mientras extienden las toallas, los pequeños se adentran en el agua y León se sube a su coche flotante siendo arrastrado mar adentro por la leve marea, algo de lo que se percata ‘El Profesor’ y se mete en el agua braceando con fuerza hasta alcanzar al pequeño. Un susto, pero no hubo regañina, y nadie se enteró del suceso. Álvaro y su hijo jugaron, con la colchoneta, durante un buen rato en el agua.

El actor gaditano también demostró sus dotes en la arquitectura y junto a los dos pequeños se puso ha construir castillos de arena. Al principio hicieron un buen socavón y luego fueron dando forma a las edificaciones.

De vez en cuando, su mujer, Blanca Clemente, supervisaba las obras y daba el visto bueno. Tras el arduo trabajo, Álvaro decidió coger la barca hinchable en forma de coche y navegar por la orilla. Fue un momento de relax para uno de los mejores actores del cine español con una dilatada trayectoria en la pequeña pantalla.

Sin duda, Mallorca ha sido el rincón perfecto para coger fuerzas antes de volver al trabajo.