Alfonso Llopart es el director de ‘Shangay’ desde que la fundó hace 28 años. | M. À. Cañellas

5

Alfonso Llopart (Bilbao, 1965) es el director de la revista Shangay Voyager, dirigida sobre todo al colectivo LGTB, que este martes presentó en el Consell de Mallorca un número dedicado a la Isla en cuya foto de portada se ve a dos mujeres cogidas de la mano paseando por Es Baluard.

Homosexual y de Bilbao. ¿Lo pasó muy mal?

— Bueno, nací en Bilbao pero desde que tenía cinco años vivíamos en Madrid. Tuve la suerte de que fuimos cinco hermanos, todo chicos, y a la hora de ayudar en las tareas de la casa no había distinciones. Luego tuve mis problemas al salir del armario, pero ese ambiente en mi casa ayudó bastante.

Hace 28 años que dirige ‘Shangay’.

— Sí, es increíble, porque yo estudié arquitectura y he acabado diseñando páginas en vez de edificios. Acabé la carrera en Londres y al regresar a Madrid se nos ocurrió esta idea y ahí seguimos.

¿Qué ofrece Mallorca al público LGTB?

—Mallorca en general y Palma en concreto ha sido un lugar donde ha habido siempre un ambiente gay friendly muy potente con lugares como Flexas o el Black Cat, donde me he divertido muchísimo. Por cuestiones que van más allá de la pandemia ese ambiente ha ido bajando un poco, pero por contra está el Día del Orgullo que se ha estado celebrando en Inca. Mallorca es tan bella que gusta a todos y es una tierra muy tolerante.

En la portada salen dos mujeres.

— Sí, y es algo pionero. Entono el mea culpa porque hablamos del colectivo LGTB pero casi siempre se destaca la G y nos olvidamos de los otros integrantes de estas siglas.

Es un número gratuito. ¿Dónde se podrá obtener el ejemplar en Mallorca?

— Aquí no se ha distribuido. Sí en las principales ciudades de España. Antes distribuíamos nuestros números a través de BenAmics, pero desde la pandemia tuvimos que parar la colaboración.

El turismo LGTBestá en auge.

— Así es. A lo largo de todos estos años hemos conseguido grandes, eventos como elDía del Orgullo en Madrid, sin ninguna ayuda institucional y este año, según anunció la ministra de Turismo, Reyes Maroto, habrá una parte dedicada a promocionar el turismo LGTB.Se calcula que 180 millones de miembros de este colectivo viajen el próximo año. España aspira a ser el destino referente en todo el mundo y Mallorca tiene mucho que decir.

palma 12.
Antonio Fernández Coca, Pepa Olmedo, Teresa Suárez, Alfonso Llopart, Pep Noguera, Andreu Serra, Lucía Escribano, Joan Bauzà y BrunoSotos, en la sede del Consell de Mallorca durante la presentación de la revista.

¿Cómo está la situación del colectivo?

— Por una parte vemos que cada vez vivimos en una sociedad más abierta y tolerante, pero también se están dando casos de ataques incluso mortales contra miembros de este colectivo. Es cierto que las redes sociales amplifican todo mucho, pero estos ataques existen y hay que denunciarlos.

¿Está de acuerdo con el ‘todos, todas y todes’ de la ministra Montero?

— Aunque sea tirar piedras contra mi tejado le diré que es una locura, sobre todo a la hora de editar textos que están en neutro. Pero en la sociedad hay personas que no se decantan por ninguno de los dos sexos y tienen que tener una visibilidad.

¿Es más duro ser de derechas y homosexual?

— No debería ser así. Ser homosexual o heterosexual no es algo que debiera ser algo fundamental en la vida de una persona. Pero sí que pienso que la derecha nos lo ha hecho pasar muy mal y por eso yo nunca les votaré. Y así se lo digo a amigos gays de derechas que sí votan a la derecha.

¿Qué le falta a España para alcanzar la normalidad?

— Entre otras cosas, que un futbolista de Primera División saliera del armario.Eso sería una fiesta nacional, y ojalá que sea pronto.