Durante la pandemia muchas personas haN recurrido a este tipo de representación para llevar en la piel el recuerdo de quienes perdieron la vida.

El mundo del tatuaje sigue evolucionando, especialmente en España, donde existe un gran movimiento de tatuadores, técnicas y estilos de vanguardia. En relación con este último punto, uno de los estilos más explorados del momento es el de los tatuajes ceremoniales. Sin embargo, en cuanto a estilos de tatuaje, las opciones son muchas.

La expresión artística frente a la pandemia

El campo de las artes reconoce hoy a esta práctica ancestral como una gran fuente de representación pictórica; la técnica y capacidad de realizar piezas estéticas de alta calidad sobre los cuerpos supone un recurso sustancial para la expresión artística; los cuerpos narran historias y costumbres y muchas veces se marcan con el mismo ensañamiento con que se marca la memoria. No sorprende que durante la pandemia muchas personas hayan recurrido a este tipo de representación para llevar en la piel el recuerdo de quienes perdieron la vida.

Otros más afortunados, sin embargo, hicieron lo propio con el propósito de grabar un logro o circunstancia favorable, algo que celebrar, y otros simplemente porque es su estilo de vida; las personas que se tatúan regularmente y aquellos aprendices que buscan dedicarse a ello viven lo que predican. Es en este contexto que se habla de España como potencia tatuadora, de sus artistas como los más avanzados, y de la multitud de estilos que se encuentran en sus calles y casas de tatuaje.

Tendencias en 2021

Como se mencionó más arriba, la perdida y la partida de seres queridos es quizás la principal motivación de quienes se tatuaron en el último tiempo. Es por ello que los tatuajes ceremoniales son los más buscados e interesantes del momento, ya que suponen no solo una pieza artística individual sino también una experiencia de grabado que cala más profundo que la tinta misma con que se graba la piel. Resulta especialmente atractivo para aquellos artistas para los que realizar un tatuaje supone, prácticamente, una puesta en escena; que el sujeto lleve consigo parte de su propia memoria y emociones a la sala de tatuaje y que el espacio se infunda con su persona.

Otros estilos que se encuentran en un momento de experimentación y sofisticación nunca visto son los tatuajes hiperrealistas y los abstractos, lo que puede parecer extraño en un principio, puesto que, casi por definición, se trata de estilos que se encuentran prácticamente en polos opuestos de la representación pictórica. Quizás, en términos generales, podamos referirnos a este fenómeno como una manifestación del zeitgeist de la época; esto es, claro, la polarización extrema. Independientemente de ello, ambos estilos suponen una gran gama de recursos estilísticos muy amplios, por lo que no sorprende que sea a través de ellos que mejor se desenvuelven los artistas del momento.

En cuanto a estilos de tatuaje, España hoy se constituye como uno de los grandes escenarios a nivel global. Los artistas más respetados y vanguardistas se encuentran repartidos por el territorio. Para los no iniciados, puede encontrarse más información en el sitio Ink Happened, donde además puede calcularse un presupuesto para tener como referencia cuánto puede costarnos nuestro primer tatuaje.