Previous Next
0

Los jardines del centro cultural La Misericòrdia acogieron este sábado la primera edición del Palma Mercat d’Art, un ‘pop up’ donde 16 artistas afincados en la Isla tuvieron la oportunidad de mostrar su última producción artística.

«Este mercado surge como una respuesta concreta y real al parón que tuvimos los artistas a causa de la pandemia. El público encontrará artistas del circuito local e internacional, muchos de ellos con su obra expuesta en galerías, y que durante este tiempo han tenido pocas ventas», afirmó Álex Ceball, artista y organizador del evento, que asegura que durante los meses de julio y agosto el mercado se trasladará a varios municipios de la Isla, como Valldemossa, Sóller, Alaró o ses Salines.

Durante todo el día, desde las 10.00 hasta las 20.00 horas, el público asistente pudo encontrar obras originales, impresiones, puntos de libro, postales u objetos decorativos, con precios para todos los bolsillos. «Todos los artistas presentes teníamos ganas de salir y mostrar lo que hemos estado haciendo durante todo este tiempo, y este mercado ha sido la oportunidad perfecta para acercarnos al público y darnos a conocer», expresó Marga Adrover, que presentó su nueva colección de pinturas Pocions, amulets i demés sortilegis en temps de pandemia.

Asimismo, por la mañana tuvieron lugar varios talleres artísticos dirigidos a los más pequeños, que se lo pasaron en grande conociendo la técnica del collage de la mano de Victoria García Masdeu, o en el taller de Tecoartist, en el que los pequeños metían una cartulina redonda en un escurrelechugas, donde volcaban pinturas y purpurina de todos los colores.

Se impartió una clase de yoga a cargo de Zunray Yoga, Reyes Marfil organizó un pintacaras para los niños y, al mediodía, el guitarrista Rubén de Rosario amenizó el mercado con flamenco clásico y algo de improvisación.

Palma, Discreto, Popup
Los 16 artistas, vestidos de blanco y negro, posaron en los jardines antes de que comenzase el mercado.