Los jóvenes diseñadores Nadal Cabot, Patricia Richtsteiger y Caterina Pascual. | Julián Aguirre

2

La pasarela Adlib celebra el próximo sábado, 12 de junio, en el Baluard de Santa Llúcia de Dalt Vila (Eivissa), su 50 aniversario. Será una edición presencial, a diferencia del año pasado cuando, a causa de la pandemia, las creaciones se mostraron de manera virtual y se suspendió el certamen Futur Adlib, dedicado a las jóvenes promesas de la moda en Balears. En esta ocasión, con algunas restricciones, como mostrar sólo un look en vez de una mini colección de seis piezas, los finalistas de Futur Adlib expondrán sus creaciones el viernes 11 de junio en el Far de ses Coves Blanques, de Sant Antoni.

Inspirándose en los 50 años de la emblemática moda ibicenca, los seis finalistas de Futur Adlib, entre los que se encuentran tres mallorquines, aspiran a alzarse con el primer premio del certamen, dotado con 2.500 euros.

Patricia Richtsteiger (Palma 1989), quien realizó sus estudios en la Escola d’Art i Superior de Disseny; Caterina Pascual (Pollença 1995) y Nadal Cabot (Palma 1998), estudiantes de la Escuela EDIB, del grupo Fleming, son los mallorquines que viajarán hasta la isla pitiusa la próxima semana.

«Desde niño me gustaba dibujar figurines de moda y aunque tras los estudios de ESO realicé dos años de cocina, finalmente me decanté por aprender diseño de moda», comenta Nadal Cabot, quien ha presentado una falda capa con corsé y chaleco, tomando como punto de partida la II Guerra Mundial y la participación de la mujer en el conflicto bélico. «La idea es dar visibilidad al trabajo de todas las mujeres y apoyar la lucha contra la desigualdad que a día de hoy se sigue viviendo».

Diseño de Nadal Cabot
Diseño del joven Nadal Cabot.

Por su parte, Caterina Pascual, con el vestido que podemos apreciar en la imagen de la izquierda, pretende «plasmar ese carácter, fuerza y empoderamiento de la figura de Smilja Mihailovitch, apostando por una sensualidad diferente a la preestablecida, al más puro estilo mínimal, ibicenco, moderno y cómodo, sin dejar de lado el carácter clásico». Caterina Pascual, tras el Bachillerato, realizó trabajo social en Barcelona durante dos años, y actualmente cursa tercero de Diseño de Moda. «Me encanta la sastrería en el mundo femenino. Me quiero dedicar a la moda, pero sobre todo mi objetivo es ser feliz. Y esto me hace feliz».

Curtida en concursos y certámenes de moda, Patricia Richtsteiger ha ganado el segundo premio de la Marathon de Deixalles y se alzó con el Futur Adlib de 2018. Su propuesta, denominada Reencuentros, es un vestido de color blanco, icono de la moda ibicenca, con toques del azul del Mediterráneo. Los volantes, ornamento enraizado en Adlib, rodean la cadera y envuelven la silueta femenina. Arnau Jorba, nacido y residente en Barcelona, estudió Diseño de Moda en Palma, y es también finalista. Presenta un wrap dress, una pieza con más de mil horas de trabajo.

Diseño presentado por Caterina Pascual.