1

La nueva entrega de Masterchef 9 tuvo una nueva expulsada, Vero, la guardia civil de Cádiz que no solo con emoción se despidió del programa, también con tensión con uno de los jueces, Jordi Cruz. Pero antes de eso pasaron muchas cosas. Entre ellas destacó el consenso de los participantes en señalar a Ofelia como elemento desestabilizante en las cocinas, algo que ya se había dejado entrever en semanas pasadas.

Y entre esos tonos grises irrumpió un punto de color. La Terremoto de Alcorcón, concursante mallorquina de la pasada edición Celebrity, visitó las cocinas que una vez ocupó para seguir divirtiendo con su desparpajo y su humor.

Lo cierto es que Ofelia sorprendió en su faceta de capitana de la prueba de exteriores, que esta semana se llevó a cabo rodeados de nieve. Alguna felicitación se llevó por ello, aunque de regreso al plató todos pusieron de manifiesto sus discordancias con la participante gallega. Ella, sin embargo, respondió que «mis compañeros ven cosas donde no las hay. Que yo los adore y que ellos no me adoren es cosa de ellos». También dejó claro que no puede con Alicia, porque no confía en ella.

Noticias relacionadas

No obstante, en la memoria de los espectadores quedará la tensa discusión entre Vero y Jordi Cruz al término del programa, que terminó con una crítica pormenorizada de los defectos del plato de la gaditana. Argumentos que según el chef justificaron la decisión del jurado. De hecho los otros dos miembros del mismo, Samantha Vallejo Nágera y Pepe Rodríguez, coincidieron con su compañero en señalar que algunos ingredientes no casaban bien entre sí, que a su preparación le faltaba un punto y, en definitiva, que su eliminación era de justicia.

Otro de los momentos de la noche lo marcó otro regreso, en este caso el de Flo, quien se puso a cocinar y arrebató el pin de la inmunidad a los aspirantes de MasterChef 9, por delante de Ofelia y Arnau, según designó el jurado.

Además, otro de los habitantes poco habituales de los fogones de Masterchef que se arremangó fue el propio Jordi Cruz. El cocinero quiso dar una lección a los aspirantes y ponerse a cocinar junto a ellos en la prueba de eliminación. El resultado fue el esperado: todos alucinaron con la capacidad de improvisación del chef.

Para terminar, destacaron las palabras que María dedicó a Vero, su compañera, en el momento de su eliminación de las cocinas de Masterchef.